sábado, 12 de diciembre de 2009

EL SALVADOR: MIENTRAS EL FMLN SE ORIENTA AL SOCIALISMO UNIÉNDOSE A ALBA, FUNES SE VUELVE MÁS CONSERVADOR ALIADO A EEUU

EL MUNDO (EL SALVADOR)
Antonio Soriano

La dirigencia del FMLN restó importancia a la excusa del presidente de la República, Mauricio Funes, de no asistir a la Convención Nacional Ordinaria del partido, a celebrarse mañana.

“Tiene todo el derecho de decidir si asiste o no asiste. Él (presidente Funes) es uno más en medio de 750 convencionistas”, comentó Sigfrido Reyes.

La misma posición adoptó Medardo González, coordinador general del partido de izquierda. Dice que ya se dio por enterado que el mandatario no estará presente en el acto político del Frente.

“Hay convencionistas que no van a estar... es una cuestión voluntaria”, reflexionó el máximo dirigente del partido de gobierno.

El presidente Funes dijo el miércoles pasado que no estará en el acto del Frente debido a que no se rige por estatutos de un partido sino por la Constitución de la República.

También consideró que sería un error hacer política partidaria desde su cargo como mandatario.

El dirigente Sigfrido Reyes siguió restando valor a esas afirmaciones del gobernante. “Nuestra obligación es invitarlo, no obstante no creo que esto sea nada dramático, me parece que la Convención se va a desarrollar con plena normalidad, con el mayor de los éxitos”, comentó el diputado efemelenista.

En diferentes ocasiones, el mandatario se ha distanciado del partido. Ha dicho que no es militante del FMLN.

Ayer, Sigfrido Reyes, vocero, recordó a Funes que sigue siendo un militante más del partido de izquierda. “Los estatutos del partido le dan al Presidente de la República la facultad de ser convencionista si es afiliado al partido, y formalmente el presidente Funes es militante del partido y es nuestra obligación como organizador invitarlo”, dijo.
.
La Convención del FMLN se ealiza cuando el partido no goza de una buena relación con el mandatario. En diferentes ocasiones se ha distanciado de la línea del partido, y a desautorizado a Salvador Sánchez Cerén, vicepresidente de la República, ministro de Educación y un alto dirigente del Frente.

En el gobierno del presidente Funes hay funcionarios militantes del FMLN. Ellos, como el resto, están siendo evaluados.

--------------------------------------------------------------------------------
La dirigencia del FMLN y los convencionistas del partido desarrollarán mañana su XV Convención Nacional Ordinaria.

Esta es la primera actividad política del FMLN como partido de gobierno. En la Convención, los efemelenistas definirán el nuevo sistema de elección de las autoridades internas, entre ellas el coordinador general.

De acuerdo con el proyecto de reforma que el FMLN publicó en la página oficial del partido, los cambios serán para que los efemelenistas integrados en los comité de bases puedan votar por sus dirigentes locales.

Sin embargo, será el Consejo Nacional el que definirá a la cúpula efemelenista, entre ellos al coordinador general y a su adjunto.

De hecho, el pliego de cambios a la ley interna expresa que el nuevo mandato deberá pasar de tres a cinco años del coordinador general y los departamentales.

Ayer, el actual coordinador general, Medardo González, dijo que ese cambio se hará para ir acorde con los periodos presidenciales, y así que el máximo dirigente pueda hacer su plan de trabajo tomando en cuenta el quinquenio presidencial.

En la agenda de la Convención aparece el punto de resoluciones. Ahí, la dirigencia del FMLN someterá a votación de los convencionistas si el partido debe integrar o no la Quinta Internacionalista de partidos de izquierda que liderará el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.
También definirán la adhesión del partido al proyecto de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), del presidente venezolano.

Recientemente, el dirigente del FMLN y vicepresidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, se reunió con Chávez y se comprometió con formar parte de la Quinta y sumarse al ALBA.

El presidente Mauricio Funes rechazó las dos propuestas. Dice que prefiere una alianza estratégica con Estados Unidos.