viernes, 4 de diciembre de 2009

HONDURAS: FRENTE ANTIGOLPISTA LUCHARÁ POR UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE

EL UNIVERSAL (VENEZUELA)
Zelayistas cambian protesta en las calles por exigencia de Constituyente


Los simpatizantes del destituido presidente Manuel Zelaya ya no marcharán todos los días en las calles para exigir el retorno al poder de su líder y se disponen ahora a ganar los comicios del 2014 para elegir una Constituyente y modificar la ley fundamental en Honduras.

"Hemos cerrado ese capítulo de luchar en las calles ante la decisión del Congreso de no restituir a Zelaya, lo que golpeó el ánimo de nuestra gente", dijo el líder del Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe de Estado, Juan Barahona.

"Ya no pedimos el regreso de Zelaya porque el 27 de enero vence su gestión de cuatro años y asumirá el nuevo gobierno de Porfirio Lobo, pero nuestra lucha es por la Constituyente", subrayó Barahona.

Lobo, del opositor Partido Nacional, triunfó en forma abrumadora en las elecciones generales del pasado domingo ante su adversario liberal Elvin Santos.

Para Barahona sin embargo "Lobo fue elegido por una minoría que representa los intereses económicos de los empresarios y oligarcas de Honduras. Su gobierno será la continuación del golpe de Estado, debido a que tanto Lobo como Santos son golpistas por participar en la planificación y ejecución de esa monstruosidad".

Advirtió que "nos preparamos a participar en el próximo proceso electoral con la unidad y la fuerza del Frente de Resistencia para tomar el poder y elegir una Constituyente". No está definido aún si lo harán como un nuevo partido político o de manera independiente, lo que analizan.

Los zelayistas son en su mayoría del oficialista partido Liberal y permanecieron en las calles 159 días consecutivos desde el 28 de junio, cuando los militares sacaron de su casa a punta de pistola y en pijamas a su líder para expulsarlo a Costa Rica por intentar modificar la Constitución que no permite la reelección presidencial.

Para ellos, el país requiere una Constitución democrática y popular. La actual data de 1982 y es la que más tiempo ha estado vigente en Honduras, por 27 años.

En algún momento las manifestaciones en las calles fueron reducidas y en otros multitudinarias como la del 5 de julio cuando Zelaya, refugiado en Nicaragua, intentó arribar en un avión venezolano junto al presidente de la Asamblea General de la ONU, el nicaragüense Miguel D'Escoto,y las autoridades se lo impidieron colocando vehículos militares en la pista del aeropuerto de esta capital.

Allí murió de un tiro en la cabeza Obed Murillo, un campesino de 21 años, que ahora es héroe de los partidarios del mandatario defenestrado y cuyo asesinato no ha sido aclarado por la policía.

Los zelayistas dicen que en las calles dejaron unos 129 seguidores muertos, cuya cifra rechaza el gobierno interino.