domingo, 20 de diciembre de 2009

OTRA VEZ COLOMBIA Y VENEZUELA AL BORDE DE LA GUERRA POR BASES NORTEAMERICANAS

PRENSA LATINA
Colombia: resuenan los tambores de la guerra

Los tambores de la guerra parecen resonar hoy con fuerza en la región, ante nuevas declaraciones del ministro colombiano de Defensa, Gabriel Silva, quien afirmó que su país se prepara para evitar una supuesta agresión externa.

En una entrevista que pública este domingo la versión electrónica del diario El Tiempo, Silva manifestó que Colombia tiene "vulnerabilidades serias" frente a una eventual agresión militar procedente del exterior, tras señalar indirectamente a Venezuela, país con el cual Bogotá mantiene tensas relaciones.

"Estamos concentrados en la amenaza interna, pero ha aparecido el riesgo, porque así se ha planteado de manera muy directa y muy clara, de una eventual acción externa contra Colombia", dijo.

El titular indicó que ante ese supuesto "riesgo" su país está haciendo las "inversiones necesarias para tener capacidad de disuasión y de reacción", tras lo cual apuntó que Colombia tiene "el mejor Ejército de América Latina".

Silva refirió que el gasto militar venezolano, país que se siente amenazado por un controvertido pacto castrense entre Bogotá y Washington, es para proyectar fuerzas más allá de las fronteras.

Caracas y varios gobiernos de la región consideran dicho acuerdo, mediante el cual militares estadounidenses harán uso de al menos siete bases colombianas, como un peligro real para la paz y la estabilidad en la región.

Al respecto el presidente venezolano, Hugo Chávez, ha denunciado que el pacto está dirigido a revertir los procesos progresistas que tienen lugar en el hemisferio, al tiempo que convierte a Colombia en punta de lanza de las apetencias hegemónicas de la Casa Blanca.

En tanto, el gobierno colombiano reforzó la víspera su presencia militar en la frontera con Venezuela.

Acorde con lo informado, el ejército nacional activó un batallón de operaciones especiales y seis de aviación, dos de los cuales están ubicados en zonas fronterizas con el país vecino; uno en la península de La Guajira (norte), y otro en Arauca (este).

El comandante de las fuerzas militares, general Freddy Padilla, afirmó que esas unidades brindarán un mayor cubrimiento en comando y control en direccionamiento estratégico y en apoyo directo a las operaciones en todo el territorio nacional.

Según fuentes militares, con las nuevas unidades la Aviación del Ejército colombiano se convierte en una de las más numerosas y mejor entrenadas de América Latina, con alrededor de 120 helicópteros de fabricación estadounidense y rusa.

De otra parte, también se dio a conocer que otros dos batallones de los seis mencionados operarán en las bases de Tolemaida y Larandia, incluidas en el citado acuerdo militar entre Estados Unidos y Colombia.