jueves, 24 de diciembre de 2009

PARAGUAY: LUGO IMPLEMENTA SALUD GRATUITA PARA LOS POBRES

LA CRONICA DE HOY
Implementan en Paraguay atención gratuita en sistema de salud


El servicio de salud público paraguayo será gratuito a partir de este viernes, lo cual constituirá uno de los principales logros del presidente Fernando Lugo, aseguraron hoy fuentes de gobierno.

La ministra de Salud, Esperanza Martínez, dijo a la prensa local que con la eliminación de los aranceles en los hospitales públicos, los paraguayos ahorrarán más de tres millones de dólares al año, por lo que la medida "tiene un perfil social de notable valor".

Martínez recordó que el sistema gratuito de atención fue implementado hace varios meses a nivel de consultas, las cuales experimentaron un crecimiento en los últimos meses que se vincularía a su nulo costo.

Apuntó que el año pasado se realizaron más de 3.2 millones de consultas en los centros de salud estatales a un costo de un dólar por cada una de ellas, cifra que ahora queda en los bolsillos de los paraguayos.

"La política de gratuidad tiene por objetivo principal incrementar la demanda de los servicios de salud, superar la barrera que algunos compatriotas no pudieran acceder a ellos, un diagnóstico que se repetía históricamente en todos los informes de salud", indicó.

Agregó que la iniciativa del gobierno tiene sentido, por otro lado, porque apoya la política de combate a la pobreza, ahorrando un gasto importante a los paraguayos, tras lo cual admitió que el acceso a los medicamentos seguirá siendo un tema pendiente.

"No podremos contar aún con la totalidad de los fármacos existentes en el mercado nacional y los usuarios van a tener que adquirir sus medicinas fuera de los servicios públicos, en algunos casos, pero disponemos de un listado básico de más de 400 medicamentos", apuntó.

Martínez comentó que ese déficit de medicamentos, que originará muchos reclamos, es un asunto que se conversará con el Ministerio de Hacienda, el Congreso y otros actores estratégicos del gobierno.

"Pretendemos que en los próximos cinco años, y en los siguientes, se vaya corrigiendo gradualmente y se pueda llegar realmente a un sistema universal que garantice el derecho a la salud de las personas, especialmente las más carentes", puntualizó.