lunes, 28 de diciembre de 2009

SURINAMESES ATACAN A BRASILEÑOS Y OTROS INMIGRANTES. ASESINAN A 7 CIUDADANOS Y VIOLAN 20 MUJERES DE BRASIL

VOANEWS.COM
Atacan a inmigrantes en Surinam

El ataque, según fuentes locales, dejó por lo menos 14 brasileños heridos y según otras fuentes 7 muertos, y disparó un operativo diplomático por parte de Brasil.

"Ellos no pueden volver a ese lugar. Hay demasiada confusión. No tienen adonde ir ni dónde vivir", dijo el sacerdote José Vergilio.

Violentos enfrentamientos entre pobladores locales e inmigrantes brasileños se produjeron durante la navidad en una población llamada Albina, en la región fronteriza de Surinam con Brasil, que dejaron un saldo aún no precisado de víctimas fatales y muchos heridos entre los inmigrantes, que además de los brasileños también incluye a ciudadanos chinos, cuyos comercios también fueron atacados.

La situación se generó tras una serie de disputas durante la Nochebuena, las que se radicalizaron después de que un lugareño fue asesinado a puñaladas supuestamente por un inmigrante brasileño, tras lo cual un grupo de un par de centenares de pobladores locales atacaron el local donde residían los brasileños.

El ataque, según fuentes locales, dejó por lo menos 14 brasileños heridos y disparó un operativo diplomático por parte de Brasil que envío una misión que se dirige al lugar junto con autoridades de Surinam para tratar de esclarecer la situación y ayudar a regresar a Brasil a los inmigrantes que quieren abandonar el área.

Las autoridades de Surinam informaron que en medio del ataque, por lo menos 20 mujeres fueron violadas y más de 120 personas fueron evacuadas. También el portavoz gubernamental dijo que se estaba tratando de evaluar la situación de los brasileños y determinar si era necesario tomar alguna acción adicional.

Por su parte, el sacerdote José Vergilio, quien está ayudando a las víctimas informó que por lo menos siete inmigrantes murieron y cientos más quedaron desplazados luego de los disturbios y ataques contra trabajadores extranjeros en Surinam, que dejaron reducido a cenizas un poblado fronterizo.

De acuerdo con el sacerdote, los disturbios en el poblado de Albina, han vuelto inhabitable la zona para unas 300 personas, que huyeron del lugar. La policía sin embargo ha confirmado sólo una muerte, sin dar detalles.

Vergilio dijo que más de 90 refugiados, incluidos varios niños, viven actualmente en un hotel en la capital, Paramaribo. "Ellos no pueden volver a ese lugar. Hay demasiada confusión. No tienen adonde ir ni dónde vivir", dijo Vergilio.

Ocho personas, incluido un funcionario del gobierno local, han sido detenidas por acusaciones que incluyen violación, robo y ataque incendiario, informó la policía.

Los problemas en el área vienen de mucho tiempo, según destaca la prensa brasileña y están referidos a enfrentamientos especialmente entre los pobladores locales de la región fronterizo y los brasileños que cruzan la frontera a fin de trabajar para compañías que realizan estudios sobre yacimientos de oro, una tarea que cuando se realiza en forma rústica es conocida en Brasil como “garimpo” y a quienes la practican los definen como “garimpeiros”.