martes, 22 de diciembre de 2009

URGENTE ARGENTINA: VICTORIA DE MAESTROS EN BS AS. ALCALDE MACRI DEBE ECHAR A MINISTRO FACISTA ABEL POSSE

CLARÍN (ARGENTINA)
Macri pierde otro ministro: a sólo 12 días de asumir, se va Abel Posse

El ministro de Educación porteño renunciará mañana a su cargo, tras las polémicas declaraciones sobre derechos humanos y las críticas de la oposición. Lo reemplazaría Esteban Bullrich.

Pese a lo que decía hasta ayer, no habrá llegado siquiera a las dos semanas. El ministro de Educación porteño, Abel Posse, renunciará mañana al gobierno de Mauricio Macri, que así sigue sufriendo la sangría de funcionarios que se alejan en medio de fortísimos cuestionamientos por parte de un amplio espectro de dirigentes. Lo reemplazaría Esteban Bullrich, uno de los que había quedado relegado por su nombramiento.

Así, la gestión de Posse frente al Ministerio porteño habrá durado 12 días. Había asumido el 11 de diciembre en medio de un fuerte rechazo tanto de la oposición como de los gremios docentes por las polémicas declaraciones que había tenido sobre temas que como derechos humanos, garantismo, protestas sociales y negociaciones salariales.

Entre otras cosas, Posse acusó a los Kirchner de "prohijar el vandalismo piquetero, el desborde lumpen, la indisciplina juvenil", afirmó que "reprimir es obligación del Estado" y atacó a los sindicatos al afirmar que "cuando negocian con los chicos en el medio es como si alguien les pusiera un revólver en la cabeza".

Su brevísima gestión estuvo atravesada por esas críticas que se hicieron oír con fuerza aún antes de que asumiera. Tanto, que un día después de su jura tuvo que salir a defenderlo el jefe del Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, algo que volvió a hacer unos días más tarde el propio Macri, quien rechazó que el ministro estuviera "en observación".

Las protestas se sucedieron y los cuestionamientos se multiplicaron. El juez de la Corte Suprema Eugenio Zafaroni llegó a decir de él que tiene "una mente paranoide". Y en Facebook, juntó más de 20.000 "enemigos" en menos de una semana.

Pese a todo, Posse decía que resistiría: el sábado pasado todavía insistía en que no pensaba abandonar el cargo y en que su dimisión estaba "fuera de toda discusión". Pero eso ahora cambió.
La traumática y rápida salida del ministro se suma a la de los dos jefes de la Policía Metropolitana que precedieron a Eugenio Buszaco –Jorge "Fino" Palacios y Osvaldo Chamorro, salpicados por los escándalos de espionaje- y a su propio antecesor en el Ministerio de Educación, Mariano Narodowski.