miércoles, 2 de diciembre de 2009

URGENTE BOLIVIA: GRUPO DEL PP ESPAÑOL DE AZNAR ESTARÍA VINCULADO A ACTIVIDAD TERRORISTA Y MAGNICIDA

LEVANTE (ESPAÑA)
Bolivia acusa de golpista a la fundación del ex jefe de prensa de Aznar
La fiscalía boliviana asegura que Iberoamérica-Europa pagó 250.000 euros a comandos mercenarios para asesinar al presidente Evo Morales

Un informe de la fiscalía boliviana acusa a la fundación que dirige el ex jefe de prensa de José María Aznar, Pablo Izquierdo, de promover el golpismo en Bolivia al financiar comandos de mercenarios y de intentar incluso asesinar al presidente Evo Morales, según informaron ayer las cadenas de televisión Cuatro y CNN+. Mercenarios y hombres de negocios de la región de Santa Cruz, en Bolivia, estarían llevando a cabo una campaña de desestabilización con el fin de segregar la zona más rica del país. Para ello no han dudado en provocar enfrentamientos con los militares y disparar contra civiles.

La fiscalía de La Paz investiga a la Fundación Iberoamérica-Europa, que preside Pablo Izquierdo, por un supuesto delito de financiación del golpismo. Según la investigación, la justicia boliviana considera que la Fundación (que todavía recibe contratos de las comunidades gobernadas por el PP) destinó fondos a "desestabilizar el gobierno" e incluso tuvo relación con un "intento de asesinato de Evo Morales".

Según el fiscal "se puede establecer que hubo financiadores que propugnaron la comisión delictiva desde España en nuestro territorio nacional". La fiscalía rastrea ese dinero a través de una sociedad llamada Cainco. Según la justicia boliviana, la Fundación Iberoamérica-Europa ingresó en la Cámara de Comercio de Santa Cruz (Bolivia) más de 2 millones de bolivianos, unos 250.000 euros, para sus socios en ese país.

El pasado 16 de abril las fuerzas de seguridad bolivianas abatieron a tiros a tres supuestos terroristas en un operativo policial: Michael Martin Dwyer, de origen irlandés, el mercenario rumano Arpad Magyarosi y Eduardo Rózsa, un ex combatiente de la guerra de los Balcanes con triple nacionalidad: boliviana, croata y húngara.

El Gobierno de La Paz asegura que la banda terrorista fue contratada por los líderes políticos y empresariales de Santa Cruz y pretendía asesinar al presidente Evo Morales y promover la independencia de esa región.

Investigación en España
La fiscalía de La Paz tiene previsto remitir en los próximos días una comisión rogatoria a España para que se abra una investigación en nuestro país. Para ello, la justicia boliviana estudia remitir la causa a la Audiencia Nacional.

La fundación de Pablo Izquierdo afirma que el dinero que está siendo investigado "se destinó únicamente a proyectos sociales", aunque reconocen la detención de uno de sus miembros en Bolivia.