martes, 15 de diciembre de 2009

URGENTE EL SALVADOR: LA DERECHA SE ROMPE Y SE HUNDE EN CRISIS

EL PAÍS (ESPAÑA)
La derecha en El Salvador se hunde en una crisis sin precedentes

Arena expulsa del partido al ex presidente Saca acusado de traición
JUAN JOSÉ DALTON

El mayor partido de oposición de El Salvador, Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que gobernó durante los últimos 20 años, acusó de traición y expulsó de sus filas al ex presidente Elías Antonio Saca, informó el líder de dicha agrupación derechista, Alfredo Cristiani, quien argumentó que la decisión la tomó la dirección del partido por unanimidad.

La crisis que vive la derecha salvadoreña no tiene precedentes. Nunca antes en los últimos 20 años se había expuesto al público con semejantes contradicciones. Saca no solamente es un ex presidente de El Salvador, sino un destacado empresario y presidente honorario de Arena. "Para apartarme, lo tiene que decidir una asamblea nacional de Arena", advirtió Saca.

Cristiani había sostenido este lunes una reunión con los abogados de Saca, quienes llegaron a su oficina para escuchar las acusaciones que Arena le hacía al ex mandatario en el marco de un "proceso disciplinario y político" por acciones graves.

El también ex presidente de El Salvador Alfredo Cristiani apuntó que Saca "violentó" los principios de Arena, y dijo que la medida radical se tomó en base al artículo 96 de los estatutos, que indican que un miembro puede ser expulsado o suspendido del partido si ha traicionado, si se ha rebelado o desacatado a las autoridades y si ha actuado irrespetando los principios y estatutos areneros.

El origen de la crisis y la rivalidad entre las facciones derechistas vienen de lejos, pero este lunes se intensificaron con inserciones publicitarias y entrevistas en los principales medios locales de los ex presidentes Cristiani y Saca. Ambos se acusaron mutua y públicamente con palabras rudas como traición, confabulación, persecución y engaño.

Cristiani, actual líder de Arena, acusa a Saca de haber impuesto al partido al candidato presidencial Rodrigo Ávila, quien perdió las pasadas elecciones; también le culpa de "traición" y "confabulación" para dividir al partido, además de achacarle graves hechos de corrupción durante su gestión administrativa, del 2004 al 2009.