domingo, 20 de diciembre de 2009

URIBE PROVOCA A VENEZUELA CON MOVIMIENTO DE TROPAS EN LA FRONTERA

EL TIEMPO (COLOMBIA)
Ejército activa seis batallones aéreos, dos de ellos en frontera con Venezuela


Con seis unidades de apoyo aéreo, distribuidas en puntos estratégicos del país, a partir de mañana la Aviación del Ejército entrará a operar descentralizadamente. Este paso "histórico", según la cúpula de las Fuerzas Militares, busca blindar la seguridad del país y hacer más efectivas las acciones contra los grupos armados.

En la base militar de Tolemaida, los generales Freddy Padilla, comandante de las Fuerzas Militares, y Óscar González, comandante del Ejército le dieron el mando a las unidades, que además estarán acompañadas por un componente de tierra: el Comando Conjunto de Operaciones Especiales.

Los batallones activados cuentan con los nuevos helicópteros Black-Hawk (15) adquiridos durante la administración de Juan Manuel Santos, así como 11 helicópteros rusos MI-17. Y se espera que para el 2012 lleguen otros aparatos que serán adquiridos con el dinero del recién aprobado impuesto al patrimonio.

Movilidad y maniobra
Según el general González, la maniobrabilidad que dejan estas unidades le darán, sin lugar a dudas, un viraje a las operaciones militares.

Por eso, cuatro de estas serán Batallones de Movilidad y Maniobra y tendrán el puesto de mando en Bellavista (La Guajira), Saravena (Arauca), San José (Guaviare) y Larandia (Caquetá).

Así mismo, fue activado el Batallón de Operaciones Especiales de Aviación, con puesto de mando en Tolemaida, donde también tendrá su sede el Batallón de Operaciones Especiales, el primero del Comando Conjunto, para el que fueron reentrenados 1.200 hombres de todas las especialidades. "Con esto nos ahorraremos horas de vuelo, pero tendremos agilidad y operaciones permanentes", agregó González.

Las preocupaciones del Mindefensa
En su respuesta al Congreso de la República, sobre la verdadera amenaza que representa para Colombia el gobierno de Hugo Chávez, el ministro de Defensa, Gabriel Silva, señala que han tenido puntos en consideración, como la excesiva compra de armamento sin justificación variable "ya que se constituye en una preocupación estratégica para la seguridad y defensa". El informe también señala que "las amenazas verbales del presidente Chávez (...) crean un mapa de riesgo para Colombia".