lunes, 18 de enero de 2010

ARGENTINA: EL GOBIERNO "SOCIALISTA" DE BINNER EN SANTA FE, HACE AGUA POR LOS CUATRO COSTADOS; MIENTRAS ACUSA AL PERONISMO DE PONERLE PALOS EN LA RUEDA

EL LITORAL (ARGENTINA)
El gobernador Hermes Binner cargó hoy duramente contra la oposición justicialista en la provincia. En su primer acto público después de unos días de descanso, volvió a acusar al PJ de “poner palos en la rueda” a la actual gestión socialista, con la única finalidad de volver al gobierno en 2011.

“Hoy tenemos una oposición que incluso lo dicen explícitamente: quieren poner palos en la rueda porque pretenden volver a ser gobierno en 2011. Si la ciudadanía los vota, me parece fantástico, pero permitir que se frene el desarrollo social y económico para que ellos sean gobierno nuevamente, después de 25 años de la inmoralidad que hemos vivido... Creo que realmente hubo un cambio en la provincia; éste es un gobierno moral que ha permitido avances extraordinarios”, aseguró Binner.

El gobernador asistió esta mañana al acto de incorporación de 46 bomberos zapadores para el destacamento de esta ciudad (ver aparte), y en diálogo con la prensa, manifestó su enojo con el PJ a quien responsabilizó de hacer fracasar por segunda vez el proyecto original de reforma tributaria. Consultado por El Litoral, negó que en ese fracaso tenga responsabilidad el socialismo por eventuales fallas en la negociación.

“Cuál es la base de una negociación -se preguntó-; es el diálogo en torno de qué provincia queremos. Fantástico. Pero no hay acuerdo en eso porque ellos (los justicialistas) tienen otro objetivo que es ser gobierno en 2011. Entonces, hemos llenado (sic) de reuniones con senadores, con diputados, con gente de las comunas, con intendentes, con la sociedad civil, y estaban todos de acuerdo. Hasta las cámaras de la construcción de Santa Fe y Rosario dijeron que había que pagar Ingresos Brutos, pero quiénes se oponen: los que no quieren que ingrese dinero a la provincia”, aseveró.

¿Desestabilizadores?
Binner evitó hablar de intereses para “incendiar” la provincia, y aseguró que pese a las trabas, seguirán llevando adelante la gestión. “Es cierto que ponen palos en la rueda, pero también lo es que podemos gobernar”, manifestó.

Sin embargo, consultado sobre si advierte sectores desestabilizadores en la provincia, el gobernador asintió. “Lo dicen ellos, no lo decimos nosotros. Si alguien dice “hay que ponerle palos en la rueda a este gobierno porque nosotros queremos volver en 2011’, en definitiva está diciendo que está en contra de los habitantes de la provincia para que puedan tener más hospitales, más escuelas...”, declaró.

Binner denunció que “con la restricción presupuestaria impuesta por el PJ en el Senado, va a ser complicada cualquier inversión. Es muy preocupante lo que ha hecho la Cámara de Senadores, y particularmente todos los bloques justicialistas que se han unido para frenar las posibilidades de inversión en la provincia. Es muy grave no reconocer que el que ha sido electo gobernador esté limitado por una situación donde se transgreden funciones. Hoy tenemos grandes programas pero con presupuestos menguados”, expresó.

El gobernador reiteró que “nunca hubo tanto diálogo en la historia de la provincia” como a la hora de discutir la reforma tributaria, pero aseguró que “los justicialistas, que están divididos en cinco bloques, se pusieron todos de acuerdo, kirchneristas, obeidistas, medio kirchneristas, (para obstaculizar el gobierno). Todo lo que ha pasado es legal, pero hay oposiciones y oposiciones. Hay un posicionamiento del PJ para ponerle trabas a esta gestión del Frente Progresista”, sentenció.

Premio consuelo
El mandatario confió en que la Legislatura apruebe el veto de doce artículos al presupuesto 2010 y reforma tributaria, que ya envió el Poder Ejecutivo a las cámaras.

“El veto tiene que aprobarse porque está vinculado fundamentalmente a ordenar una desprolijidad con la que vino la ley desde la Legislatura, sobretodo, este premio consuelo que nos quieren dar con la moratoria. No estamos de acuerdo con eso, no por el valor del premio consuelo, sino por lo inmoral que significa premiar a los que incumplen. Nosotros queremos favorecer a los que cumplen con la ley y la Constitución. Si alguno de los que está en deuda con la provincia quiere regularizar su situación, tendrá planes de pago. Lo que pasa -se quejó- es que cuando hablamos de moratoria, rápidamente acogen (los deudores), pagan la primera cuota y después no pagan más. Esta inmoralidad nosotros tenemos que pararla”, concluyó.

Salarios
El gobernador desalentó las expectativas de los gremios estatales, que ya reclamaron un 20% de aumento, de cara a la discusión salarial de febrero. “Sabemos cuánto dinero hay y cuáles son las limitaciones. Magia no se puede hacer. Un veinte por ciento es imposible, salvo que me digan de dónde salen los recursos, porque aquí tenemos una base tributaria donde pagan los que menos tienen”, aseveró. Binner dijo que es “poco creíble” el argumento de quienes rechazan Ingresos Brutos para la industria porque “le quita competitividad al sector”.