domingo, 17 de enero de 2010

ARGENTINA: OTRA HISTORIA

por Pablo Cingolani (un argentino en Bolivia)
Piedras, Llanos, montoneras

A Pipo Bonifacio y los otros Caniches de Perón

Maldigo, mil veces maldigo, a los asesinos del Chacho.
Maldito Sarmiento, sombra tenaz, cazador de pasiones
que siempre temió porque abrevaban en su cuna.
Maldigo, mil veces maldigo, a los que martirizaron
a nuestro Ángel, el último caudillo de la montonera
de los Llanos, benditos Llanos, de La Rioja.
En Olta, no pudieron ocultar que un gaucho viejo
ya no aprende a rezar otro credo que el de la patria
ni por otro motivo que la justicia.
En medio del polvo y el espanto de esas guerras
malditas guerras contra lo que siempre fuimos
lo que jamás renegaremos de ser
lo veo al Chacho resucitando cada vez
que el pueblo clama cada vez que el pueblo
en montonera se sacude y subleva.
En los Llanos, en los eriales donde todo
se está y todo queda, no hay piedra
que no siga siendo chachista.
No hay razón, tampoco, para que no lo sea.

1 comentario:

ana maria parente dijo...

Y....en el litoral hicimos morir en el exilio a ARTIGAS PARA SATISFACER a los portugueses e ingleses y permitir que URUGUAY se independizara.