jueves, 28 de enero de 2010

BRASIL: CON 8% DE INTENCIONES DE VOTO, MARINA SILVA DEL PARTIDO VERDE SE LANZA A LA PRESIDENCIA, PARA SUCEDER A LULA

UNIVISION
Ex ministra de Lula, candidata de los verdes, recoge apoyos del Foro Social

La ex ministra Marina Silva, precandidata por el Partido Verde a suceder al presidente Luiz Inacio Lula da Silva en las elecciones de octubre, reunió apoyos y fue aplaudida el jueves en el Foro Social Mundial, la mayor cita de grupos antineoliberales del planeta.

Antes de ganar las elecciones, como lo hizo Marina Silva este jueves, Lula también había acudido al Foro Social.

En un debate sobre "Nuevos Parámetros del Desarrollo", Marina Silva denunció que el mundo llegó "a la era de los límites" económicos y ambientales.

"No podemos hacer más por el planeta de lo que el planeta aguanta", reclamó la ex ministra de Ambiente.

"Escuchamos que hubo una crisis económica porque afectó a los ricos, a los que pueden y tienen, pero esa crisis ya estaba allí, para todos los que no tenían", indicó.

Con 8% de las intenciones de voto en las prematuras encuestas, Silva se declaró "idealista" y dijo compartir el "movimiento" por el cambio y un mundo socialmente justo del Foro Social Mundial.

"No soy de los que se dejan intimidar fácilmente, imaginen que alguien hubiese conseguido parar a Nelson Mandela diciéndole que era un soñador, no hubiésemos acabado con el Apartheid", expresó.

Marina Silva fue aplaudida por unas 1.000 personas, algunos con camisetas que mostraban su perfil en color verde y la leyenda "La cara de Brasil", en claro apoyo electoral.

El presidente Lula también participó el martes en el Foro Social en un acto con más de 10.000 activistas, muchos de ello seguidores sindicalistas, ante los que dijo compartir los ideales del movimiento social.

Reconocida ambientalista, Silva, abandonó en 2008 el gobierno por discrepancias con una política que intentaba conciliar el ambientalismo con los intereses del poderoso agronegocio y grandes obras en la Amazonía, y en 2009 se afilió al Partido Verde.

Silva nació hace 51 años en lo profundo de la Amazonía brasileña, en una comunidad de recolectores de caucho en el pobre interior del estado de Acre (norte).

Bajo su imagen frágil y de grandes ojos negros, se esconde la historia tenaz, de una mujer que trabajó en el caucho desde muy corta edad para ayudar a sustentar a sus 10 hermanos, y que viajó por primera vez a la ciudad a los 16 años, todavía analfabeta, para tratarse una grave hepatitis.

Allí trabajó como empelada doméstica, aprendió a leer y escribir y se formó en Historia. Luego volvió a sus orígenes, con los recolectores de caucho, al lado del histórico líder Chico Mendes (asesinado en 1988). En 1995 fue electa como la senadora más joven del país, y desde entonces ha ido renovando su cargo.

En las presidenciales de octubre competirá con la ministra jefe de gabinete de Lula, Dilma Rousseff, una dama de hierro que apoya esos grandes proyectos en la Amazonía, y que también estuvo el martes en el Foro Social junto a Lula.