miércoles, 20 de enero de 2010

CAE PODER DEMÓCRATA EN EEUU Y TAMBALEAN SUS REFORMAS

LA GACETA (ARGENTINA)
Tambalean reformas clave de los demócratas

Un republicano ganó la elección en Massachusetts para definir el reemplazante del senador Ted Kennedy, que falleció en agosto de 2009 de un cáncer cerebral. El resultado hace perder a los demócratas la mayoría en la Cámara Alta, justo al cumplir un año en el poder y a pocos días del debate sobre la nueva ley de salud, el proyecto "estrella" del mandatario.

El republicano Scott Brown aventajaba anoche a la demócrata Martha Coackley en la elección del sustituto de Ted Kennedy en el Senado estadounidense. De confirmarse el resultado de este votación en el Estado de Massachusetts, los demócratas perderán la mayoría en la Cámara Alta, y con ello, la posibilidad de que el Gobierno pueda sacar adelante reformas sociales, medioambientales y financieras.

La situación mantenía en vilo a la Casa Blanca, justo cuando se celebra el primer aniversario de la llegada de Barack Obama al poder y cuando es más imprescindible que nunca la "supermayoría" en el Senado, de cara a la aprobación de la reforma sanitaria, la más profunda en cuatro décadas, prevista para los próximos días. Los demócratas tienen 60 votos en el Senado, frente a 40 de los republicanos, lo que le permite imponer una mayoría especial y manejar los tiempos de las votaciones. Así, la reforma de la salud fue aprobada en diciembre en una primera votación. Si los demócratas pierden el escaño en juego, la reforma corre el riesgo de fracasar en una segunda votación.

El partido de Obama dominó durante los últimos 56 años el escaño de Massachusetts en el Senado, hasta el fallecimiento de Kennedy, en agosto pasado, de un cáncer cerebral. Hace apenas 14 meses, Obama tuvo una victoria fácil en Massachusetts, con una ventaja de 26 puntos porcentuales sobre el candidato republicano a la presidencia, John McCain. Lo que en un principio parecía una carrera cómoda para los demócratas, se había transformado en las últimas horas en una lucha estrechísima entre Brown, un ex modelo, desconocido hasta hace poco en el mundo de la política, y Coackley, la fiscal general del Estado. Ninguna de las encuestas daba como ganadora a la candidata del presidente, que en el mejor de los casos empataba con su rival.

Visita proselitista
Ante tal escenario, Obama realizó el domingo una visita relámpago a Boston para apoyar a Coakley. Ante simpatizantes demócratas, Obama dijo que en la elección están en juego iniciativas clave en su mandato, entre ellas la reforma del sistema de salud, la lucha contra los gases de efecto invernadero y la reestructura del sistema financiero. Después de esta irrupción, Coackley acortó la distancia en la intención de voto, que llegó hasta los 10 puntos porcentuales a favor de Brown.

La Casa Blanca estimó que una derrota no aniquilaría el proyecto de reforma al sistema de salud. "No creo que el presidente piense eso", dijo el vocero Robert Gibbs. Sin embargo, las acciones estadounidenses subieron ayer, e impulsaron al Dow Jones y al S&P 500 a nuevos máximos de 15 meses, porque los inversionistas apostaron a que fracase la reforma del sistema sanitario que impulsa el Gobierno y que es vista como dañina para las empresas. Wall Street también recibió el impulso del sector de tecnología, que escaló en anticipación a las fuertes ganancias que reportó International Business Machines Corp. Tras el cierre, IBM presentó ganancias trimestrales que superaron las proyecciones de Wall Street. (Reuters- Especial)