miércoles, 20 de enero de 2010

GOBIERNO HAITIANO EN ESTUPIDEZ MÁXIMA NACIONALISTOIDE, ANTE OFRECIMIENTO DOMINICANO

EP
Haití rechaza los soldados de República Dominicana que iban a engrosar la cifra de efectivos de la MINUSTAH


Las autoridades de Haití han rechazado la oferta de recibir soldados procedentes de República Dominicana, lo que ha obligado a la ONU a buscar otros países para conseguir los efectivos de paz adicionales que pretende enviar al país caribeño, según afirmaron este miércoles diplomáticos de la ONU.

República Dominicana había ofrecido un batallón compuesto por 800 efectivos para integrarse en el refuerzo de la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH). "Entendemos que el Gobierno de Haití ha dicho que no", afirmó un diplomático occidental en condición de anonimato, quien afirmó que asume que la decisión viene del presidente de Haití, René Préval.

Los dos países comparten la isla caribeña de La Española pero tienen una historia de relaciones tensas. Un responsable de la ONU confirmó que Haití ha rechazado la oferta, pero aseguró que esta decisión puede no ser la definitiva y que siguen en marcha las conversaciones para ver si Haití permitiría un equipo de rescate o efectivos policiales procedentes de República Dominicana para ayudar con los esfuerzos de ayuda.

"Estamos a la espera de que otros países puedan ofrecer efectivos", explicó esta fuente. La fuerza potencial total de la fuerza de paz de la ONU está ahora en 12.651, muy por encima del nivel actual, que ronda los 9.000, después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobara ayer una resolución.

Naciones Unidas está ahora buscando los soldados y policías adicionales para ayudar a mantener la seguridad y entregar la ayuda. El director interino de la MINUSTAH, Edmond Mulet, ha explicado que Brasil está ofreciendo más efectivos, mientras que Francia y Chile están ofreciendo policías.

Responsables de Naciones Unidas han indicado que Filipinas también podría aumentar su contingente actual. Estados Unidos cuenta ya con 12.000 efectivos militares en Haití, ya sea en los buques amarrados en la costa o en ruta. Aunque no están bajo el mando de la ONU, están cooperando con la agencia puesto que está coordinando los esfuerzos de ayuda.