jueves, 21 de enero de 2010

GRAVE HAITÍ: MÉDICOS SIN FRONTERAS ACUSAN A EEUU DE OBSTRUIR AYUDA MÉDICA AL PUEBLO, MIENTRAS SARKOZY ADULA A NORTEAMERICANOS

REUTERS
Médicos sin Fronteras acusa a EEUU por retrasos ayuda en Haití

Una de las principales organizaciones humanitarias de Francia acusó el miércoles a Estados Unidos de manejar mal las operaciones de ayuda en Haití y causar severos retrasos a los doctores para ofrecer una asistencia vital a las víctimas del terremoto.

Francoise Saulnier, jefa del departamento legal del grupo de ayuda Medicins sans Frontieres (Médicos Sin Fronteras, MSF), dijo que hubo varios días de retraso porque el principal aeropuerto de Puerto Príncipe, ahora bajo control estadounidense, estuvo bloqueado por tráfico militar.

"Perdimos tres días", señaló a Reuters Televisión en una entrevista. "Y aquellos días han creado un problema masivo con infecciones, gangrena y las amputaciones que se necesitan ahora, mientras realmente pudimos haber ayudado a esta gente", aseveró.

El grupo de ayuda, fundado en 1971 por periodistas y doctores, incluyendo el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Bernard Kouchner, se quejó de que cinco aeroplanos con 85 toneladas de medicamentos y suministros quirúrgicos han sido apartados del aeropuerto de Puerto Príncipe desde el domingo por la noche.

El subsecretario de cooperación extranjera de Francia, Alain Joyandet, protestó ante las autoridades estadounidenses el fin de semana, cuando un avión del país galo con ayuda humanitaria no recibió permiso para aterrizar en el aeropuerto de la capital haitiana.

Sin embargo, el despacho del presidente Nicolas Sarkozy desestimó la disputa en la operación de ayuda, y dijo que París estaba muy satisfecho con el nivel de cooperación de las autoridades estadounidenses.

Miles de soldados estadounidenses fueron desplegados para asegurar los suministros en Haití, después de un devastador terremoto el 12 de enero que causó la muerte y dejó heridas a decenas de miles de personas. Cientos de miles más dependen ahora de la ayuda de emergencia.

Saulnier dijo que situación era extremadamente difícil para los cirujanos trabajando en terreno y que los equipos de rescate habían sido obligados a comprar equipamiento en el mercado local para realizar amputaciones.