martes, 26 de enero de 2010

HAITÍ: A PESAR QUE LE GOBERNO NO BUSCA MÁS SOBREVIVIENTES, EL RESCATADO EXANTUS PIENSA QUE HAY MÁS VIDA BAJO LOS ESCOMBROS

BBC
Haití: "Si estoy vivo, otros también"
Exantus salió aparentemente en buenas condiciones de los restos del hotel.

El mismo día en que el gobierno de Haití declaró concluidas las operaciones de búsqueda y rescate de sobrevivientes, Wismond Exantus, un joven de 24 años, fue encontrado con vida bajo los escombros de un hotel de Puerto Príncipe, doce días después del terremoto que azotó el país.

"Durante todo este tiempo estuve bajo los escombros de una frutería. Sentí que tenía escasas probabilidades de ser encontrado. Me pasaba el tiempo gritando y haciendo ruido, pero nadie me escuchaba.

Una caja de coca cola y papas fritas le ayudaron a mantenerse con vida.
Al final, con la ayuda de Diós, mi hermano me escuchó golpeando la chapa y me encontró. Yo le dije "soy yo. Estoy debajo de la tienda", y mi hermano y mi amigo fueron en busca de ayuda.

Los equipos de rescate llegaron y trajeron consigo herramientas y una sierra. Me sentí muy feliz. Los rescatistas estaban tan cansados como yo, pero enseguida empezaron a retirar escombros.

Mi madre me quiere mucho, y si hubiese muerto, ella también se habría muerto. Estoy muy agradecido de estar con vida. Recé a Dios para que bendiga a las personas que me rescataron.

Durante todo el tiempo que estuve sepultado, busqué mi teléfono celular, pero no me podía mover mucho. Entonces encontré una caja de coca cola y papas fritas. "Ok", dije, "ahora puedo vivir un día más."

Si estoy vivo es por esas cosas. En mi cabeza dije a Dios, "si me salvas, seré tu siervo. Glorificaré tu nombre."

No se cuanto tiempo llevaba allí. No sabía si era día o noche. Creía que llevaba sepultado cinco o seis días, pero al final resultaron ser doce.

Si yo estoy vivo, puede que haya otras personas que también lo estén.
Wismond Exantus
Había otras personas atrapadas conmigo: el dueño del hotel, uno de sus hijos, y un primo.

También había dos mujeres en el primer piso, una cocinando y otra haciendo lavando ropa.

Después del colapso del edificio escuché ruidos, pero después de un tiempo cesaron. Llamé a la gente, pero no recibí respuesta. No se si todavía continúan con vida.

Espero que las operaciones de rescate continúen. Si yo estoy vivo, puede que haya otras personas que también lo estén.

Todo el tiempo que estuve entre los escombros, me dolía mucho la cabeza. Cuando me rescataron los médicos me dieron pastillas y ahora me encuentro estupendamente.