viernes, 8 de enero de 2010

HONDURAS: ACUSACIÓN CONTRA CÚPULA MILITAR GOLPISTA SERÍA FARSA PARA QUE LA DICTADURA GANE CONFIANZA INTERNACIONAL

TIEMPO (HONDURAS)
Acusación contra militares ratifica delitos cometidos

Algunos organismos de derechos humanos coincidieron ayer en que los militares y civiles deberán responder ante la Corte Penal Internacional (CPI) por los delitos de lesa humanidad que cometieron en el marco del golpe de Estado.

El Ministerio Público interpuso un requerimiento contra la cúpula militar presidida por el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Romeo Orlando Vásquez Velásquez, por los delitos de abuso de autoridad y expatriación ilegal en perjuicio del presidente Manuel Zelaya Rosales.

Por ejemplo, la coordinadora del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Honduras (Cofadeh), Bertha Oliva, dijo que esta acusación contra los militares “no es más que una exhibición de cómo opera el sistema judicial”.

Consideró que ellos con toda propiedad miran que estas acciones son un menosprecio al pueblo hondureño.

“Con esa acción ratifican lo que hemos venido diciendo del sistema de aplicación de justicia que poco o nada esperamos porque ya sabemos cómo operan”, destacó.

Reiteró que este requerimiento ratifica los delitos que estas personas cometieron a partir del 28 de junio que ejecutaron el golpe de Estado.

Expuso que esta acción la realizan con motivo de la aprobación la próxima semana de una supuesta amnistía por el Congreso Nacional.

“En ese sentido, a nosotros no nos preocupa, vemos que es un acto positivo para buscar justicia y esa petición ya nos indica que sí cometieron delito”, agregó.

Estimó que a los militares sólo les beneficia un indulto, sin embargo, añadió que para ello es necesario que estén presos y sentenciados.

“Los miembros de las Fuerzas Armadas quizá estén molestos, porque quizá la orden que les habían dado no era expatriar al presidente Zelaya y su canciller Patricia Rodas sino de asesinarlos”, recalcó.

Por su parte, el presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos (Codeh), Andrés Pavón, señaló que este requerimiento son acciones orientadas a ganar confianza por parte de los organismos operadores de justicia.

“El Ministerio Público le manda un mensaje al mundo que aquí se persiguen los delitos que cometen altos funcionarios del Estado”, expresó.

Detalló que en este caso ellos han caído en su propia trampa en vista que el mensaje que va a recibir la CPI es que en Honduras pretenden hacerle creer al mundo que se desarrollan juicios y que se combate la impunidad.

“Esta maniobra de confianza que se le pretende dar a la población no cabe duda que está en el marco de la estrategia de alfombra roja”, indicó.