sábado, 16 de enero de 2010

HONDURAS: DICTADOR MICHELETTI LLAMÓ "DEMENTE" A OSCAR ARIAS, Y LOBOLUDO LO LLAMÓ "POBRECITO"

EP
Micheletti dice que Óscar Arias necesita "atención psicológica"

Lobo aclara que no responderá a las críticas del mandatario de Costa Rica

El dictador de Honduras, Roberto Micheletti, ha arremetido este viernes otra vez contra el mandatario de Costa Rica, Óscar Arias, por sus recientes críticas al gobernante electo, Porfirio Lobo, y consideró que era necesario que reciba "atención psicológica".

"Creo que necesita, con todo mi respeto, de atención psicológica", dijo al referirse a la actitud asumida por Arias, quien ha dicho que no asistirá la toma de posesión de Lobo porque no ha logrado que Micheletti renuncie a su cargo y ceda la Presidencia al mandatario derrocado Manuel Zelaya.

"Me da una decepción porque hay días que dice que va a venir y otros que no, que en Honduras la Constitución de la República es un adefesio. Aunque fue un mediador durante la crisis, terminó afectando al pueblo hondureño con sus declaraciones", lamentó Micheletti en declaraciones a una radio local.

Micheletti había exigido este jueves a Arias "más respeto" para Lobo por no tener "la capacidad, ni la moral para poder hablar de esa forma contra nuestro pueblo" que eligió al candidato del opositor Partido Nacional como nuevo presidente de Honduras. "Cada vez que habla es para ofender", dijo en referencia al Premio Nobel de la Paz.

El Congreso golpista hondureño resolvió en diciembre no restituir a Zelaya, quien desde el pasado mes de septiembre se encuentra refugiado en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, a la espera de una amnistía, posibilidad que Lobo ha dejado abierta.

Arias ha sido uno de los mandatarios que ha cuestionado con mayor fuerza el golpe de Estado contra Zelaya que dio paso a un Gobierno 'de facto' encabezado por Micheletti que ha sido rechazado por la mayor parte de la comunidad internacional.

El Premio Nobel de la Paz, que sirvió como mediador entre Zelaya y Micheletti, también ha desconocido, al igual que otros jefes de Estado de la región, los resultados de los comicios generales de noviembre que dieron a Lobo el triunfo, alegando que se trata de unas elecciones que se hicieron bajo un Gobierno no constitucional.

ARIAS, UN "POBRECITO"
Lobo, por su parte, ha dejado claro que no polemizará con Arias por más de que éste insista en no reconocer a su Gobierno alegando ha sido elegido en unos comicios celebrados por las autoridades 'de facto'.

"A mi lo que me importa es lo interno y para eso tenemos un plan de nación" expresó Lobo. "Allí déjelo, pobrecito" Arias, dijo este viernes en declaraciones a la prensa en el aeropuerto de Tegucigalpa antes de viajar a Estados Unidos.

El mandatario electo ilegalmente con 65% de abstenidos, ha recordado que Honduras ha "tocado fondo" y, por tanto, considera que todos los ciudadanos deben "marchar unidos" y "hacer un Gobierno participativo y austero".