miércoles, 27 de enero de 2010

ISRAEL AFIRMA QUE ANEXARÁ MÁS TIERRA PALESTINA

PRENSA LATINA
Israel confirma ambición sobre Cisjordania y complica gira Mitchell
Escrito por Ulises Canales

Israel confirmó que desea mantener partes de Cisjordania, aún si hubiera acuerdo con los palestinos, informaron hoy medios locales al comentar que esa pretensión complicó la gira del enviado especial estadounidense para Medio Oriente, George Mitchell.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, visitó ayer dos asentamientos judíos en la Ribera Occidental y ratificó que Tel Aviv descarta devolver zonas de ese territorio ocupado a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), en caso de algún arreglo pacificador.

"Nuestro mensaje es claro: estamos plantando aquí, estaremos aquí, construiremos aquí. Este lugar será parte inseparable del Estado de Israel para la eternidad", declaró el jefe de gobierno derechista, quien ese mismo día volvió a reunirse con Mitchell.

La aseveración la hizo mientras sembró un árbol como acto simbólico en la colonia judía de Maaleh Adumim, donde habitan unos 30 mil israelíes a casi tres kilómetros de la también ocupada Jerusalén.

Netanyahu se refirió a lo que Israel define como sus "bloques principales de asentamientos", la mayoría situados cerca de núcleos urbanos y donde vive cerca del 80 por ciento de sus 300 mil colonos, de ahí la disposición a dar a cambio a los palestinos otras tierras.

Durante la reunión habitual con su gabinete, el primer ministro dijo haber visto "algunos elementos" importantes en las propuestas norteamericanas para destrabar las negociaciones, pero se mantuvo inamovible en sus ambiciones territoriales respecto a los palestinos. Esos comentarios generaron irritación en la ANP, cuyo presidente, Mahmoud Abbas, ratificó al emisario de Barack Obama su negativa a retomar las pláticas de paz, mientras los israelíes no se comprometan a frenar completamente la actividad en las colonias judías.

Sin embargo, el reclamo de Netanyahu fue similar al de otros primeros ministros de Israel, reacios a reconocer resoluciones de la ONU relativas a la restitución de las fronteras de 1967, cuando usurpó territorios árabes tras la llamada Guerra de los Seis Días.

Mitchell, por su lado, insistió en entrevistas separadas con el rey Abdulah II de Jordania y con Netanyahu en relanzar las negociaciones estancadas hace más de un año, desde la devastadora ofensiva militar israelí contra la Franja de Gaza.

El diplomático estadounidense también dialogó ayer con el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, en teoría menos intransigente que Netanyahu, y con Abbas, al que volvió a encontrar en Ammán, según fuentes noticiosas jordanas.

Pese al revés de su actual gira, Mitchell aseguró que Washington continuará los esfuerzos por reanudar el proceso de paz regional, aunque omitió alguna oferta novedosa capaz de persuadir a palestinos e israelíes.