viernes, 15 de enero de 2010

LA DERECHA ARGENTINA BOICOTEA GOBIERNO DE CRISTINA FERNANDEZ

CAMBIO (BOLIVIA)
La derecha argentina ‘boicotea’ gobierno de Cristina Fernández

Afirman que el vicepresidente Cobos rompe la constitucionalidad y advierten de un golpe al estilo Honduras.

La reacción conservadora argentina ha tomado ejemplo hondureño y busca abrirse el camino hacia el Gobierno, no de la mano de los votos de la democracia, sino de una asonada parlamentaria encabezada por el vicepresidente Julio Cobos.

Esta conclusión la expresa Flavio Dalostto, escritor y pensador argentino, quien dijo que Cobos ha convocando una Asamblea Extraordinaria del Congreso con la complicidad de varios partidos de derecha opositora, acción a todas luces inconstitucional, ya que, según la Carta Magna, sólo el Presidente puede convocar sesiones de esa naturaleza “extraordinaria”.

“Los fines de dicha convocatoria ilegal son los de frenar toda acción del Gobierno y paralizar el funcionamiento de Argentina, a fin de acorralar a la Presidenta y forzar su renuncia”, comentó Dalostto

Por su parte, la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, denunció ayer la existencia de “una formidable maniobra no solamente política, sino mediática, con ayuda de algunos sectores judiciales”, en el marco del conflicto de poderes por el uso de reservas monetarias para el pago de deuda pública. “Todo es muy poco creíble y uno puede concluir en que hay una formidable maniobra no solamente política, sino mediática, con la ayuda de sectores judiciales, porque para que haya judicialización de la política tiene que haber jueces que acepten tomar decisiones políticas en lugar de tomar decisiones judiciales”, agregó.

Fernández se refirió así a los dos fallos de la jueza en lo contencioso administrativo federal María José Sarmiento en contra de dos decretos presidenciales, uno de los cuales ordenaba la transferencia de unos 6.569 millones de dólares del Banco Central al Tesoro para crear el Fondo del Bicentenario, destinado al pago de compromisos de deuda, y otro que destituía al jefe de la entidad monetaria, Martín Redrado, quien fue restituido en su cargo por la decisión judicial.

La magistrada resolvió además transformar esta causa en un juicio ordinario, tras aceptar los recursos de apelación presentados por el Gobierno, por lo cual los plazos de una definición podrían extenderse.

Fernández insistió en que “hay una maniobra muy evidente para obstruir el funcionamiento de los poderes del Estado”.

A su vez, el titular del bloque oficialista de Diputados, Agustín Rossi, calificó de “tropelía legislativa” la posibilidad de que el Congreso se autoconvoque para tratar las últimas decisiones del Gobierno en torno del pago de la deuda externa y de la autoridad del Banco Central. “Sería una tropelía legislativa que intenten autoconvocarse”, manifestó Rossi y exigió la renuncia del vicepresidente Cobos. (Buenos Aires-agencias)