lunes, 25 de enero de 2010

LOS MUERTOS EN HAITÍ LLEGARÍAN A 350.000

CLARÍN (ARGENTINA)
Estiman que los muertos en Haití llegarían a 350.000

Según el gobierno, se hallaron 150 mil. Pero habría 200 mil más bajo los escombros.

A trece días del terremoto, y todavía con fuertes réplicas sacudiendo el suelo, Haití sigue arrojando cifras de espanto. Hasta ayer 150 mil personas fueron halladas muertas, según estimaciones oficiales. Pero lo cierto es que las autoridades sanitarias haitianas creen que las víctimas del terremoto podrían ascender a 350 mil personas. Es que calculan que hay unos doscientos mil cadáveres debajo de los escombros a la espera de ser removidos.

Poco después de que las autoridades dieran a conocer estas cifras, un terremoto de magnitud 4,7 en la escala de Richter volvió a sacudir suelo haitiano ayer, según registró el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS).

El terremoto se inició 33 kilómetros por debajo de la corteza terrestre y el epicentro fue detectado a cuarenta kilómetros de Puerto Príncipe. Por el momento se desconoce si esta réplica dejó nuevos daños o heridos.

Según la ministro de Comunicaciones haitiana, Marie-Lawrence Jocelyn Lassegue la Comisión de Salud contabiliza 150.000 muertos hallados. Y siguió: "Es muy difícil estimar cuanta gente más puede haber muerto, pero el primer ministro habló de 200.000".

Los haitianos rezaron ayer por sus muertos. Centenares de personas oraron junto a la destruida Catedral de Puerto Príncipe, donde junto a una de sus paredes derruidas podían aún observarse dos cadáveres en estado de putrefacción.

"La Tierra puede temblar, pero la palabra de Dios continúa", intentó animar el sacerdote Glanda Toussaint, consolando a unos 300 fieles sentados en sillas, piedras o incluso en motocicletas.
La situación sigue siendo crítica. Los representantes de más de 20 países y varios organismos internacionales sostendrán hoy en Montreal una conferencia con el objeto de mejorar la coordinación de la ayuda internacional a Haití e iniciar el debate sobre la reconstrucción de ese país.

De la reunión participará el primer ministro haitiano, Jean Max Bellerive, además de la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton; los cancilleres de Brasil y Francia, Celso Amorim y Bernard Kouchner, y delegados de la ONU, la OEA y el Banco Mundial. La Argentina estará representada en el encuentro por el vicecanciller Victorio Taccetti y el director de Organismos Internacionales de la Cancillería, Pablo Tettamanti.

"No reconstruiremos Haití idénticamente. Hay que tratar los problemas estructurales. No será un ejercicio solamente financiero, hablaremos de gobierno y de cooperación regional", estimó una fuente diplomática francesa.

En tanto, el nuevo jefe de la misión de la ONU para Haití, Edmond Mulet, pidió ayer más recursos para ayudar a los siniestrados. "Necesitamos recursos humanos. Necesitamos soldados", afirmó a la cadena CNN Mulet, sucesor de Hedi Annabi, fallecido a causa del sismo del pasado 12 de enero. Y afirmó que la llegada de tropas de EE.UU. es clave: "Creo que la presencia de tropas estadounidenses sobre el terreno es vital, porque serán los encargados de distribuir la ayuda humanitaria".