viernes, 8 de enero de 2010

PARAGUAY: EL VICE FRANCO SABOTEA AL MERCOSUR

REBANADAS DE REALIDAD
Un Franco atentado contra la unidad e integración del MERCOSUR - UNASUR
Por Rodolfo Romero Garcete (*)

Las declaraciones del Vice Presidente de la República del Paraguay, Dr. Federico Franco, haciendo honor a su apellido, lanzó un misil de destrucción masiva contra el proceso de UNIDAD E INTEGRACION del MERCOSUR - UNASUR. En efecto, el periódico ABC Color registró su declaración:

"PARECE IRONICO, PERO LA SALUD DEL MERCOSUR DEPENDE DEL SENADO PARAGUAYO. EL MÁS CHIQUITO Y PEQUEÑO DEL MERCOSUR ES EL RESPONSABLE DE SALVAR AL BLOQUE O DE, EVENTUALMENTE, FIRMAR EL CERTIFICADO DE DEFUNCIÓN"

ES UN VERDADERO DESPROPÓSITO LA AFIRMACIÓN. El Vice Presidente no maneja ni las proporciones ni los impactos de las decisiones del Senado paraguayo. Pero sí persigue un objetivo: bombardear junto a los demás sectores antiintegracionistas las posibilidades futuras del MERCOSUR. Cualquiera puede sospechar que está cumpliendo las instrucciones del Comandante de la IV Flota del Comando Sur de los EE.UU. que visitó recientemente el Paraguay.

Cualquier analista serio, y cualquier político mínimamente responsable del destino futuro de nuestros países, sabe que la única opción que tenemos para enfrentar las CRISIS que provocan los países ricos y la GLOBALIZACION que ponen en marcha colocando al frente a las Corporaciones Transnacionales y los TLC, es la conformación de MEGABLOQUES SUBREGIONALES Y REGIONALES.

Para avanzar en esa perspectiva, es fundamental fortalecer nuestro PROCESO DE UNIDAD E INTEGRACION. Y sabemos por una dolorosa experiencia histórica, que no podemos seguir invocando mezquindades partidarias o personales, ni prejuicios ideológicos, ni dogmatismos doctrinarios, ni sectarismo político para seguir dividiendo a nuestros países. Más bien necesitamos ampliar nuestro horizonte y ser portavoces de una NUEVA CULTURA GEOPOLÍTICA, GEOECONÓMICA Y GEOCULTURAL para consolidar los pocos logros que hemos alcanzado.

MERCOSUR - UNASUR están profundamente imbricados, y necesitamos crear las condiciones objetivas y subjetivas para forjar LA UNIDAD EN LA DIVERSIDAD, ya que así podremos avanzar conjugando lo que nos une y no seguir acentuando las diferencias que siempre habrá entre nuestros diferentes países. Las diferencias son inevitables y hasta necesarias. El debate democrático y la persecución de objetivos comunes irán amortiguando las diferencias y fortaleciendo la visión estratégica de SUMAR Y NO RESTAR Y DIVIDIR, tarea propia de quienes sirven a los verdaderos intereses de potencias, imperios y corporaciones transnacionales que sólo buscan explotar el trabajo humano y depredar nuestros recursos naturales.

Una elemental cultura geopolítica capta rápidamente el alto grado de desnivel y desequilibrio hoy existente en el Tratado de Asunción. Brasil con más de 8.500.000l kms cuadrados, mas de 190 millones de habitantes y colocada entre las 10 potencias económicas del mundo; Argentina, con más de 3.700.000 kilómetros cuadrados y cerca de 40 millones de habitantes, uno de los países graneros del mundo y que produce 500.000 vehículos por año. No se puede comparar todo esto con Paraguay y Uruguay que juntos no suman 600.000 kilómetros cuadrados de superficie y 10.000.000 de habitantes, con economías pequeñas y tradicionalmente sometidas a las decisiones de los otros dos países que operan con economías de escala.

La DESIGUALDAD Y LA ASIMETRIA EN EL DESARROLLO está a la vista.

Es por ello que es fundamental la incorporación de los PAISES INTERMEDIOS como Chile, Colombia, Venezuela, Perú, descontando desde luego la participación de Bolivia, Ecuador, Guyana y Surinam.

Los países pequeños, de menor desarrollo relativo, necesitamos con urgencia contar con la incorporación de los países intermedios.

La presencia posible y necesaria de Venezuela, con casi un millón de kilómetros cuadrados, 28 .000.000 de hts. y toda su potencialidad energética (petróleo - gas) - fundamental para el desarrollo de la región - , además con ricos minerales de hierro (produce acero) y bauxita ( produce aluminio) y una posición estratégica para el acceso al Caribe y comunicación fluvial con el norte del continente y con Europa, siendo también un país partícipe de la Cuenca del Amazonas y del Orinoco, debe ser comprendida y estimulada. La CRISIS ENERGÉTICA debe obligarnos a tener una mirada profunda hacia el futuro, ponderando hoy el aporte posible de cada uno de nuestros países.

Lamentamos las declaraciones altisonantes, sin ninguna ponderación, fuera de tono de quien aspira a ser conductor de los destinos de un país, presentando así su verdadero y FRANCO rostro ANTIUNITARIO Y ANTINTEGRACIONISTA, presentando su curriculum reaccionario y mostrando su equipamiento misilístico para bombardear el proceso de unidad e integración en el MERCOSUR - UNASUR.

La oposición del Senado de la República del Paraguay al ingreso de Venezuela al MERCOSUR, en éste caso estimulado por el FRANCO BOMBARDERO MISILÍSTICO DEL VICE PRESIDENTE, claramente apunta hacia EL CERTIFICADO DE DEFUNCION DE NUESTRO PROCESO DE INTEGRACION.

Los imperios siempre encuentran a sus nefastos servidores. El Pueblo así va conociendo a quienes pretenden representarlo.
No podemos seguir traicionando los intereses nacionales y populares. No podemos seguir colocando piedras en la rueda de la historia.

Nuestra UNIDAD E INTEGRACIÓN ES NUESTRO DESIDERÁTUM HISTÓRICO.