sábado, 23 de enero de 2010

PATÉTICO HONDURAS. MICHELETTI PROHIBIÓ A LOBOLUDO VISITAR ESPAÑA

ABC (ESPAÑA)
El Gobierno impidió una visita a España del presidente hondureño

LUIS AYLLÓN
El Gobierno golpista aconsejó hace un par de semanas al presidente electo de Honduras, Porfirio «Pepe» Lobo, que no viajara a España, como pretendía, ya que no sería recibido por ninguna autoridad española, según supo ABC de fuentes solventes. La decisión no gustó nada en el entorno de Lobo, que, además, verá como ninguna personalidad de España acude a su toma de posesión prevista para el miércoles, día 27.

Lobo, que fue elegido ilegalmente, el pasado 29 de noviembre, en unos comicios calificados por los observadores como irregulares, pretendía acompañar en su visita a España al ex presidente hondureño Ricardo Maduro. Sin embargo, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores se le hizo saber que no se consideraba conveniente la visita antes de su toma de posesión, por lo que Maduro viajó solo a Madrid, donde fue recibido por el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y por el líder del PP, Mariano Rajoy.

El Gobierno español no tiene nada en contra de la persona de Porfirio Lobo, indicaron fuentes diplomáticas, pero se niega a cualquier relación oficial con él, mientras siga al frente del país, ilegalmente, Roberto Micheletti, que encabezó el golpe de Estado que derrocó a Manuel Zelaya.

La actitud del Ejecutivo, que ha liderado las posiciones más duras contra Micheletti y en favor de la restitución de Zelaya en la presidencia, se concretará también en la ausencia de representación de alto nivel en la toma de posesión de Lobo. El Gobierno ha confirmado lo que adelantó su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, en la Cumbre Iberoamericana de Estoril, en noviembre: el Príncipe de Asturias no acudirá a la jura de Lobo. Será la primera vez que Don Felipe no asista a una toma de posesión de un presidente iberoamericano desde que en 1996 comenzó a representar a España en este tipo de actos.

Tampoco habrá miembros del Ejecutivo en la ceremonia, ni estará el embajador en Tegucigalpa, Ignacio Rupérez, que se encuentra en nuestro país, después de que fuera llamado a consultas por el Gobierno tras el golpe de Micheletti. Su regreso a Honduras podría tener lugar tras la jura en el cargo de Porfirio Lobo. Ni siquiera se ha confirmado que acuda el encargado de Negocios de la Embajada, Alberto Miranda, quien tiene previsto participar el día siguiente en una reunión con Lobo junto al resto de sus colegas europeos.

En la actitud española ha influido el hecho de que, aunque Lobo ha dado pasos positivos para lograr la reconciliación nacional, Micheletti no se ha alejado del poder tras la elección del nuevo presidente, por lo que será él quien intervenga el miércoles en el relevo presidencial.