jueves, 14 de enero de 2010

ARGENTINA: EN SANTA FE BAJÓ LA DONACIÓN DE ÓRGANOS PARA TRANSPLANTE

BOLETIN SANTAFESINO
En Santa Fe, la espera por un órgano es de cuatro a seis años
Así lo indica una asociación de pacientes que aguardan un trasplante. La provincia es una de las pocas en las que bajó la cantidad de donantes reales el año pasado. Piden respuestas del gobierno.

Mientras la Argentina muestra tasas altamente positivas de trasplantes y donantes reales durante 2009, en la provincia descendió la cantidad de donantes por millón de habitantes y la cantidad de trasplantes que se realizaron. “La situación es bastante preocupante. Las cifras demuestran un descenso del 47 por ciento en los últimos dos años, si nos remitimos a 2007 la provincia tuvo 10,9 donantes por millón de habitantes y cerró el 2009 con 8,8 donante por millón de habitante”, indicó a Diario UNO Martín Palamedi, presidente de la asociación civil Deportistas Trasplantados de Santa Fe (Detsa). Al respecto agregó que la espera para recibir un órgano en la provincia es de cuatro a seis años.

La entidad denunció que desde hace dos años disminuye la cantidad de trasplantes que se realizan en la provincia. Un dato que se contrapone con lo que sucede a nivel nacional donde las cifras se mantienen altas y en 2009 alcanzaron la segunda marca histórica (ver nota en la página 7).

“Eso es algo muy preocupante porque se trata de donantes reales que son aquellos a los que les realizan la ablación y no los que manifiestan en forma afirmativa su voluntad de ser donadores”, aclaró Palamedi. Consultado sobre cómo es posible que más personas quieran ser donantes pero se realicen menos ablaciones, el presidente de Detsa indicó: “Creo que eso se debe a la falta de maduración del proceso de procuración (momento del proceso en el que se cuenta con un posible donante y profesionales especializados abordan las tareas para que se logre con éxito el trasplante). Los médicos procuradores son los que intervienen en el proceso entre que se cuenta con un donante y se realiza el trasplante”.

Y siguió: “El 2007 fue el año récord en el tema y en 2009, con el mismo equipo de profesionales, se llegó a un número muy bajo. Creo que no se ha trabajado como se debía. Es importante que se coloque dentro de la agenda del gobierno provincial la procuración. Éste es un problema que viene desde hace muchos años, no es de esta gestión, pero fue bajando la procuración y por eso llegamos a este presente que a nuestro criterio es lamentable”.

Esperar y desesperar
Palamedi manifestó que en la actualidad la espera para recibir un órgano en la provincia es de cuatro a seis años y remarcó que hace unos años era de entre dos y cuatro años. En ese sentido, añadió que hay que considerar que “no todas las personas que están en hemodiálisis están inscriptas en listas de espera como debería ser”, entonces –señaló– “la realidad sería que el tiempo de espera estaría entre ocho y 10 años”.

A modo de ejemplo, indicó que en la provincia “hay 2.000 personas en hemodiálisis pero sólo entre el 40 y 45 por ciento son aptas para ser trasplantadas. Hay personas que tienen enfermedades infectocontagiosas o diabetes avanzadas y eso no les permite ser aptos para trasplantes”.

Sin respuestas
El presidente de Detsa también se refirió a la falta de acción del Estado provincial. “Creo que el tema es preocupante. Nuestra asociación viene haciendo denuncias desde hace dos meses sobre el tema. Hicimos una conferencia de prensa para hacer llegar nuestro reclamo al gobierno pero a más de un mes no tuvimos respuestas. El gobierno no se dio por aludido de que el mensaje es el de los pacientes. Y para nosotros que no nos respondan es violencia por omisión”, sostuvo.
Y añadió: “La mayoría de las provincias han avanzado. Se ha trasplantado mucha más gente y se procuraron muchas más personas, pero en Santa Fe eso no pasó. Es una de las pocas provincias en las que descendieron respecto del año anterior”.

Más voluntarios
Palamedi comentó que el año pasado, durante las elecciones nacionales, alrededor de 5.000 personas expresaron su voluntad de ser donadores de órganos. “Se suman a las 164.000 que ya existían. Y esas cifras no condicen con la cantidad de donantes reales con las que cerró el año”, explicó el referente.

En ese sentido, también manifestó que “nosotros, como asociación, durante el año damos charlas de concientización sobre el tema en diferentes establecimientos educativos de diferentes niveles. Y consideramos que hay un sector de la sociedad que es consciente de la importancia de donar órganos”.

Fuente: Diario UNO