domingo, 31 de enero de 2010

URGENTE HAITÍ: SECTA RELIGIOSA "IGLESIA BAUTISTA DEL VALLE CENTRAL" DE EEUU, INTENTÓ SECUESTRAR NIÑOS QUE TIENEN FAMILIA

CRITICA DIGITAL (ARGENTINA)
Tenían familia los chicos que casi sacan de Haití

Lo confirmó una organización que se hizo cargo de los menores tras el suceso. Fueron socorridos en la frontera con República Dominicana.

Dos de los 33 chicos -de entre siete meses y doce años- que el grupo religioso estadounidense pretendía sacar de Haití. Aseguran que no son huérfanos. (AFP)

Los niños que un grupo estadounidense intentaba sacar de Haití no eran huérfanos, según confirmó la organización que se hizo cargo de los menores tras el suceso.

"Hablando con los más grandes hemos sabido que sus padres están vivos. Algunos nos han dado sus direcciones y sus números de teléfono", aseguró Patricia Vargas, directora regional de la asociación SOS Children's Village que cuida a los niños desde el arresto del grupo de estadounidenses.

El pasado viernes, la policía haitiana detuvo a 10 ciudadanos norteamericanos, pertenecientes a un grupo religioso, cuando trasladaban a 33 niños – de entre dos meses y 12 años de edad- a la República Dominicana. Están acusados de haber violado las leyes de inmigración.

La ONG estadounidense pertenece a la Iglesia Bautista del Valle Central de la ciudad de Meridien, en Idaho e hizo público un comunicado en su página web asegurando: "nuestro equipo fue falsamente arrestado hoy y estamos haciendo todo lo posible por aclarar este malentendido ocurrido en Puerto Príncipe".

Por su parte, Vargas, responsable regional de la asociación que tiene la guarda de los menores aseguró que "la mayor parte de los niños todavía tiene familia". La información le fue provista por el Instituto de bienestar social haitiano, que se ocupa de las adopciones.

"No puede aprovecharse nuestro desamparo de este modo", dijo este domingo Marie Laurence Jocelyn Lassegue, ministra haitiana de comunicación, mientras anunciaba las detenciones. "Esto es un robo, no una adopción", dijo su colega Yves Cristalin, ministro de Asuntos Sociales. "Ningún niño puede dejar Haití sin la autorización adecuada y esta gente no tenía esa autorización".

Las autoridades haitianas han venido expresando su temor de que, desde que se produjo el seísmo, organizaciones legales se lleven del país a 'huérfanos del terremoto' antes incluso de que se hayan agotado los intentos de localizar a sus padres.