miércoles, 27 de enero de 2010

VENEZUELA: EJECUTAN A ESTUDIANTE CHAVISTA Y A OTRO OPOSITOR, EN MEDIO DE PROTESTAS A FAVOR Y EN CONTRA DEL GOBIERNO

PÁGINA 12 (ARGENTINA)
Los comandos azules de RCTV salen a la calle

Ayer las manifestaciones en contra de la salida del aire del canal no cedían. También hubo marchas a favor del gobierno de Chávez. Se informó de dos estudiantes muertos, un simpatizante del oficialismo; el otro de la oposición.

En medio de una ola de marchas y contramarchas que ya dejaron dos muertos y más de 30 heridos en todo el país, el presidente venezolano Hugo Chávez ratificó su decisión de suspender la señal de cable de RCTV. “Estamos haciendo cumplir leyes, que velan de manera irrestricta por el respeto de todos los derechos fundamentales”, explicó el mandatario, al contestar las críticas internacionales. Ayer cientos de estudiantes opositores marcharon por las calles del centro de Caracas hasta la sede del canal de televisión estatal VTV, que reemplazó en el espectro a RCTV en 2007 cuando el gobierno no le renovó la licencia. Unos minutos después de la desconcentración, una marea roja de estudiantes oficialistas se congregaron en el mismo lugar para apoyar la decisión de Chávez. “Lo de RCTV es sólo una suspensión hasta que cumplan las leyes. En ningún momento es un cierre total”, aseguró Yasser Petion, estudiante de 17 años de la Universidad Bolivariana. Como si la tensión política no fuera suficiente, ayer renunció otro miembro del gobierno, el presidente del estatal Banco de Venezuela, Eugenio Vázquez.

El domingo pasado la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) había dado la orden de suspender la señal por cable de RCTVI y de otros cinco canales por negarse a transmitir un mensaje del presidente Chávez en cadena nacional. Según Conatel, RCTVI produce la mayoría de su contenido localmente por lo que debe ser considerado un medio nacional y estar sujeto a las leyes nacionales. El canal, en cambio, sostiene que más del 70 por ciento de su programación es extranjera, por lo que no entra en la categoría que le impone el gobierno. Pero las operadoras de la televisión por cable no aceptaron su argumento y lo sacaron del aire, como una sanción, temporalmente.

Pero la decisión provocó una reacción social, similar a la de la salida del aire de RCTV en mayo de 2007. Ayer las manifestaciones en contra y a favor de la suspensión del canal no cedían. Esta vez el lugar elegido fue el canal estatal VTV. Un grupo de opositores pudieron entrar al edificio y reunirse con la presidenta de VTV, Yuri Pimentel. Le pidieron que muestre las dos partes de la realidad venezolana. “Esperamos que se respete la sociedad venezolana y que no siga aumentando la polarización del país”, explicó más tarde Roderick Navarro, líder estudiantil de la Universidad Central de Venezuela.

No hubo fuertes enfrentamientos con la policía y la guardia revolucionaria como anteayer, pero sí corridas y gases lacrimógenos hacia el final. Una vez que la manifestación opositora se había desconcentrado llegaron las camisetas coloradas del chavismo. Las organizaciones estudiantiles aliadas al gobierno se concentraron allí para ratificar su apoyo a la medida.

A 700 kilómetros de allí, en la ciudad de Mérida, no hubo marchas ni contramarchas ayer. Los habitantes habían amanecido con las calles tomadas por la policía y cientos de miembros de la guardia revolucionaria, y con la noticia que más temían: dos jóvenes estudiantes habían muerto la noche anterior en medio de los enfrentamientos entre estudiantes oficialistas y opositores y la policía.

Según se pudo reconstruir entre los relatos de la prensa opositora y las declaraciones del gobierno chavista, los dos jóvenes murieron en medio del caos, los incendios y tiroteos en los que habían desembocado las protestas estudiantiles en la Universidad de Los Andes (ULA) en la ciudad de Mérida. La primera víctima fue identificada como Yosimir Carrillo Torres, un estudiante secundario de 15 años y militante del oficialista Partido Socialista Unificado de Venezuela (PSUV). Según el ministro del Interior, Tarek El Aissami, el joven fue emboscado y murió de un balazo en el pecho. Unas horas después entró a una sala de emergencia cercana al campus de la ULA otro joven estudiante. Según informó el canal de televisión Globovisión –privado pero cercano al gobierno chavista–, la víctima, que murió en la mesa de operaciones unos minutos después, sería Marcos Rosales, un estudiante de Medicina de 28 años y militante del partido opositor socialdemócrata Un Nuevo Tiempo. Había recibido tres disparos.

La nueva ola de protestas estudiantiles llegó en el peor momento para Chávez, quien también está sufriendo una ola de renuncias de su gente. Ayer presentó su dimisión Eugenio Vázquez, el presidente del estatal Banco de Venezuela y titular del futuro ente regulador de toda la banca pública, que representa cerca de un 25 por ciento de la banca nacional. Según el comunicado que difundió, lo hizo por razones de salud. Pero ayer nadie olvidaba que el economista era uno de los hombres de confianza de Ramón Carrizález, el ahora ex vicepresidente y ex ministro de Defensa que renunció junto a su mujer, la ministra de Ambiente, el lunes.