jueves, 11 de febrero de 2010

30 AÑOS DE CÁRCEL PARA DICTADOR URUGUAYO, JUAN MARÍA BORDABERRY. EL CRIMEN NO PAGA

ABC (ESPAÑA)
30 años de prisión para el ex dictador uruguayo Juan María Bordaberry

Juan María Bordaberry, de 81 años, ex presidente elegido democráticamente en 1972, protagonista de un autogolpe en junio de 1973 y destituido tres años más tarde por las Fuerzas Armadas, recibió una sentencia de 30 años de prisión por “atentar contra la Constitución”. Se trata de la mayor condena que contempla el Código Penal uruguayo.

Uruguay arranca el año como lo terminó, con un ex dictador a los pies de la Justicia. En octubre del pasado año fue Gregorio Álvarez, presidente de facto entre 1981 y 1985, el que recibió una pena de 25 años. Estaba acusado de participar del Plan Cóndor, un programa de coordinación entre los regímenes militares de los años 70 del cono sur para intercambiar y hacer desaparecer a detenidos. A Bordaberry la pena que le han impuesto, pese a poder recurrir, es la mayor que contempla el Código Penal uruguayo.

El ex presidente se encuentra bajo arresto domiciliario desde el año 2006 por razones de salud. Al margen de la condena de ayer, tiene pendiente once imputaciones por homicidio y desaparición de personas. Uruguay es el segundo país de Sudamérica, después de Argentina, que logra sentar en el banquillo y condenar a ex dictadores.

Durante el actual Gobierno del socialista Tabaré Vázquez (2005-2010) se logró reimpulsar algunas causas que quedaron fuera de la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, llamada popularmente, ley de la impunidad. La Corte Suprema, equivalente al Tribunal Supremo en España, declaró a finales del año pasado la inconstitucionalidad de esa norma. Con la gestión del presidente electo, el ex guerrillero José “pepe” Mujica, que tomará posesión del cargo el 1 de marzo, se abren grandes expectativas para los familiares de las víctimas de la dictadura uruguaya (1973-85) que confían en que se haga justicia aunque sea tarde.