viernes, 19 de febrero de 2010

BOLIVIA: EVO, AVALADO POR EL CONGRESO, NOMBRÓ 18 JUECES INTERINOS Y LES ENCARGÓ ACABAR CON LA CORRUPCIÓN EN EL PODER JUDICIAL

RADIO INTERNACIONAL DE CHINA
Presidente de Bolivia designa a 18 magistrados interinos

El presidente boliviano Evo Morales designó el jueves, interinamente, a 18 nuevos magistrados de la Corte Suprema, Tribunal Constitucional y Consejo de la Judicatura, para evitar el vacío y retardación de la justicia, pese al rechazo de empresarios y políticos de derecha.

El presidente boliviano Evo Morales designó el jueves, interinamente, a 18 nuevos magistrados de la Corte Suprema, Tribunal Constitucional y Consejo de la Judicatura, para evitar el vacío y retardación de la justicia, pese al rechazo de empresarios y políticos de derecha.

La toma de posesión de cinco magistrados en la Corte Suprema, 10 en el Tribunal Constitucional (cinco titulares y cinco suplentes) y tres en el Consejo de la Judicatura, se dio luego de que la Asamblea Legislativa Plurinacional le otorgó a Morales todos los poderes para designar a las nuevas autoridades judiciales.

"Hay que acabar con ese manejo oscuro de la justicia boliviana. Que el pueblo no diga en la calle que la justicia es para quien tiene plata, para el político; eso hizo mucho daño no solamente al Estado, sino a la dignidad de los abogados", dijo el mandatario boliviano.

"Les entrego la responsabilidad de lavar la imagen corrupta del Organo Judicial", agregó.El acto de posesión se realizó en el edificio insignia del Poder Judicial, en Sucre, 760 kilómetros al sureste de La Paz.

Este hecho arrancó el rechazo de los legisladores y candidatos opositores al gobierno de Morales, pues consideran que es un atentado al Estado de derecho, democracia y a la Constitución, la designación "a dedo" de autoridades judiciales.

Por su parte, el ejecutivo de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Carlos Dabdoub, criticó la decisión gubernamental, y la calificó de totalitaria.

"Qué confianza podemos tener en una justicia que está en manos del gobierno; está en riesgo la seguridad jurídica para las inversiones", lamentó el empresario.

Morales resolvió la designación luego de un proceso de selección y consultas varias a diversos niveles.

En el máximo tribunal boliviano de fallos inapelables, que se encontraba prácticamente estancado desde 2009, está conformado por 12 magistrados, y hoy se nombró a la jurista Ana María Forest y a sus colegas Jorge Isaac Von Borries Méndez, Ramiro Guerrero Peñaranda, Esteban Miranda Terán y Jorge Monasterio Franco.

En la Suprema, dos de sus ministros, entre ellos Eddy Fernández, que hasta octubre pasado ejerció la Presidencia, y la magistrada Rosario Canedo, enfrentan sendos juicios de responsabilidades en el Legislativo, por retardación y negación de justicia y prevaricato, respectivamente.

La Suprema Corte debe sanear más de 13.000 casos que esperan ser atendidos.

En el Tribunal Constitucional, tamiz doctrinal de la carta política boliviana, paralizado hace casi un año tras fenecer el mandato de sus cinco miembros, el jefe de Estado nombró a los letrados Fausto Juan Lanchipa Ponce y Abigail Burgoa Ordóñez.

Añadió a Ernesto Félix Mur, Ligia Mónica Velásquez y Marco Antonio Baldivieso, lo mismo que a los suplentes de éstos, Lili Marciana Tarquino, AgapitoAlpire Pérez, Carmen Mamani Roldán, Magali Calderón Maldonado y Melma Tito Araujo.

En el Consejo de la Judicatura, de cuatro miembros, que administra e imparte disciplina en la judicatura boliviana, se posesionó a los abogados Amalia Morales Rondón, Lindo Fernández y Freddy Torrico Zambrana, que se sumaron a Rodolfo Mérida que, en solitario, sostuvo durante meses el carácter institucional del órgano.

Los ministros, magistrados y consejeros posesionados asumieron sus cargos en el día.

El presidente boliviano demandó de las nuevas autoridades judiciales, acabar con la corrupción.

"No puede ser que el defendido y el defensor busquen a los jueces o fiscales para arreglar sus problemas. Este trípode, este triunvirato de la corrupción debe acabar. Hay que dignificar a la justicia."

A juicio del presidente, el país requiere un órgano judicial no sólo para defender la legalidad, sino para asumir una responsabilidad en la lucha contra el narcotráfico y delincuencia, para evitar el círculo vicioso de encarcelar y dejar libres a los narcotraficantes y delincuentes.

Otra tarea que Morales considera que las nuevas autoridades deben cumplir, se refiere a iniciar acciones contra los "separatistas", en clara referencia a los cívicos y ex prefectos de derecha que promovieron revueltas en septiembre de 2008.

El mandatario consideró que la unidad de la patria es sagrada, y que quiere ver cómo la justicia defiende a la Patria.

"No se puede perdonar a los separatistas", recalcó.

Adicionalmente, pidió a los nuevos magistrados coordinar sus labores con la Asamblea Legislativa y el Organo Ejecutivo.