jueves, 11 de febrero de 2010

EUROPA QUIERE SALVAR A GRECIA DE LA BANCARROTA, PARA EVITAR CONVULSIÓN SOCIAL Y PREVENIR UNA REVOLUCIÓN

CLARÍN (ARGENTINA)
Avanza el acuerdo para un plan que evite la bancarrota de Grecia

Los ministros de economía de la eurozona se reúnen hoy para diseñar el programa. El rescate involucraría a los bancos centrales europeos con el compromiso griego de cumplir con un duro ajuste. Ayer hubo marchas de protesta en Atenas.
Por: Idafe Martín

MILES DE GRIEGOS MARCHARON AYER EN ATENAS EN REPUDIO AL PLAN DE AJUSTE ORDENADO POR EL GOBIERNO QUE REDUCIRÁ LOS SALARIOS.

Vendar la herida antes de que se infecte y tenga que amputarse un miembro. Ésa es la idea de los dirigentes europeos para enfrentarse al marasmo económico griego y la posible metástasis que podría generar en el resto de la Eurozona.

Reunidos hoy en Bruselas ¿ ayer ya lo hicieron de urgencia, mediante videoconferencia¿, los ministros de Economía de los 16 países que componen el euro deberán aprobar un plan de rescate para Grecia, que podría ser presentado hoy mismo y que el presidente de turno, José Luis Rodríguez Zapatero, dio anoche por seguro. Aunque el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, dijo que por ahora no había más que "especulaciones".

Después del compromiso griego de recortar radicalmente sus gastos y poner en orden sus cuentas públicas, los líderes del bloque, que se reunían en principio para hablar de coordinación económica, vieron cómo la economía griega se instalaba en las agendas por la presión de los mercados sobre la deuda helena, pero también sobre la portuguesa, española e irlandesa.

La ayuda en todo caso deberá ser intergubernamental porque los tratados europeos prohíben expresamente que la UE acuda al rescate de uno de sus miembros. Una norma establecida hace dos décadas a petición alemana para evitar hacer lo que ahora se dispone a hacer, socorrer a los malos alumnos de la zona.

Alemania parecía rechazar hasta principios de esta semana el rescate porque entendía que así Grecia no pagaría la mala gestión de los últimos años. Pero Berlín cambió, entre otras cosas porque sin rescate europeo Atenas tendría que haber acudido al FMI, una humillación para la UE, y porque la ayuda beneficiará a los grandes bancos europeos, que venían comprando cantidades de bonos griegos.

Entre los mecanismos que se discutían anoche, y que fuentes de la diplomacia europea confirmaron a la agencia AFP, estaría la puesta en marcha de "una línea de crédito que podría ser utilizada en caso de necesidad" por los países con problemas. Se estima que la cifra podría estar entre 50.000 y 100.000 millones de euros.

También se podría ir hacia préstamos bilaterales a Grecia por parte de las economías más potentes Francia y Alemania. Otras opciones serían que la Comisión Europea transfiera ya a Grecia las ayudas europeas que le corresponden hasta 2013; un posible préstamo del Banco Europeo de Inversiones; el uso de un fondo que el FMI creó hace un año para socorrer a los países de Europa del Este; o que los bancos centrales europeos -es decir, los Estados- compren masivamente deuda griega.

A Grecia se le exigirá que cumpla con el plan de estabilidad presentado hace dos semanas ante la Comisión Europea. El premier griego, Georges Papandreu, de visita en París, se comprometió a tomar "todas las medidas necesarias". Pero ayer ya hubo una marcha y huelga de empleados públicos en repudio al plan que incluye la baja de sueldos. Según la Comisión Europea, Atenas debe emitir unos 53.000 millones de euros en deuda pública nueva durante 2010 para cubrir su déficit presupuestario, además de refinanciar la vencida. Si los mercados apuestan al default griego no comprarán esa deuda. Es lo que se quiere evitar.