sábado, 27 de febrero de 2010

INFRAESTRUCTURA CHILENA DESTRUIDA POR TERREMOTO. VÍCTIMAS LLEGANDO A 100 MUERTOS

EL UNIVERSAL (VENEZUELA)
El terremoto de Chile fue "50 veces más intenso que el de Haití"

Uno de los terremotos más grandes de la historia, con una magnitud de 8,8 grados en la escala de Richter, azotó hoy el sur de Chile.

"Este sismo fue de una intensidad unas 50 veces mayor que el de Haití", dijo a dpa Sergio Barrientos, jefe científico del Instituto de Sismilogía de la Universidad de Chile.

Un número de muertos que crece a cada minuto, olas gigantes que ingresaron a los balnearios y el país incomunicado por el corte de caminos y comunicaciones son el saldo inicial de la tragedia.

El sismo, cuyo epicentro estuvo cerca de la sureña ciudad de Concepción, fue sentido en una extensión de más de 1.600 kilómetros, entre las ciudades de La Serena y Puerto Montt.


Millones de personas abandonaron sus casas cuando la tierra comenzó a bramar a las 3.34 horas local, en un país que posee 2.000 volcanes y registra la mitad de la actividad sísmica del mundo.

"No hay ni una calle donde no haya escombros en Concepción", informó el canal estatal de noticias TVN. "En el hospital regional empezaron a evacuar a los enfermos ante el temor de derrumbes".


De hecho, informes radiales revelaron que la sede del gobierno regional de Concepción, la zona más afectada, está en los suelos. También cayeron muros en las cárceles.

Cientos de casas cayeron o sufrieron daños severos además en la zona poniente de Santiago de Chile, en especial donde viven inmigrantes peruanos, ecuatorianos y haitianos.

La capital, donde viven unas seis millones de personas, quedó además incomunicada del sur del país por tierra, debido al corte de caminos a 45 kilómetros de Santiago de Chile.

"La gente está en pánico, varias murallas de casas cayeron", sostuvo una pobladora de la ciudad de Los Angeles, también en el sur del país, zona rica en viñedos, frutales y bosques.

Según Dpa, la presidenta Michelle Bachelet, tras llamar a la calma, envió tres equipos de apoyo al sur del país, reunida de urgencia con sus ministros en la Oficina Nacional de Emergencias del Ministerio del Interior (ONEMI).

Las autoridades, a través de radios, comenzaron a coordinar la ayuda y el recuento de los daños, que ya hablan de una cifra al alza de 78 muertos.

Ante la crisis, el gobierno decretó zona de catástrofe amplias zonas del país.

El aeropuerto internacional de Santiago sufrió daños y fue evacuado. Un ascensor cayó y el tráfico aéreo está suspendido.

Cientos de personas están atrapadas en subterráneos y bajo edificios. La capital y otras regiones del país están en gran parte sin luz, agua, Internet ni gas.

El ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, agregó que existen fuertes problemas de comunicación con la ciudad de Concepción, ubicada en el epicentro del sismo.

"Hemos tenido muchos problemas" y "los muertos siguen subiendo", sostuvo el funcionario.

Por su parte, la presidenta Michelle Bachelet reveló que olas de altura avanzan hacia la polinésica Isla de Pascua, debido al terremoto.

"Pero hemos tomado todas las medidas", tranquilizó.