viernes, 12 de febrero de 2010

URGENTE PERÚ: SE ROMPIÓ EL GOBIERNO. VICE GIAMPETRI, EL "COBOS PERUANO" CONTRA PRESIDENTE ALAN GARCÍA

PRENSA LATINA
Crece desconcierto por conflicto en el gobierno de Perú

El silencio del presidente Alan García sobre una crisis con su segundo, Luis Giampietri, por una discusión en torno a los reclamos salariales policiales y militares, parece acrecentar hoy el desconcierto general por el conflicto.

El mandatario encabezó hoy un acto oficial en el que no hizo ninguna referencia al aislamiento de Giampietri, duramente criticado en los dos últimos días por miembros del gobierno muy cercanos a García.

Giampietri fue vapuleado por el canciller, José García Belaunde, y la ministra de Vivienda, Nidia Vílchez, por haber votado por la ratificación parlamentaria de una ley vetada por el gobierno que otorga un bono salarial extra a los uniformados.

El mandatario pareció aludir a la aprobación del bono por el Congreso, al sostener que Perú necesita "políticos que sepan decir no, cuando es necesario y conveniente para la nación y no políticos acostumbrados a decir sí a todos" a cambio de votos.

El canciller calificó a Giampietri de actuar como "vicepresidente de la oposición" por haber apoyado la polémica ley y Vílchez dijo que esta actitud es un "acto de traición" hacia el presidente García, aunque luego pidió disculpas, mientras Giampietri dijo ser leal pero no obsecuente.

Giampietri reclamó tener más nivel que los ministros que lo atacaron, reclamó respeto, a tiempo de subrayar reiteradamente que no es traición "hacer sentir la voz" de las fuerzas armadas y la policía y aseveró que hace más de 40 días que trata en vano de hablar con el presidente.

El analista Carlos Reyna comentó que el conflicto abre una brecha en la relación del mandatario con las fuerzas armadas y que Giampietri "está poniendo en tensión y tema mul crítico".

Reyna coincidió con el comentarista Eduardo Toche en que existe gran descontento en los cuarteles y el primero dijo que Giampietri y el fujimorismo -seguidores del ex presidente Alberto Fujimori-, manipulan esa situación.

En ese tenso contexto, el ejército protagonizó un extraño incidente, al destruir tropas comando un centenar de viviendas de ocupantes pobres de terrenos que forman parte de un área de entrenamiento, según versión castrense.

De otro lado, el primer ministro, Javier Velásquez, anunció que en breve el gobierno anunciará un aumento de salarios para los uniformados.

Sigue corriendo por otra parte el plazo para una paralización policial convocada para el 5 de abril, anunciada hace una semana en una protesta de agentes retirados y activos ante el Ministerio de Economía.