lunes, 1 de marzo de 2010

AFGANISTÁN: EL TALIBÁN GOLPEA A LA OTAN EN KANDAHAR

PRENSA LATINA
Mueren cuatro militares de la OTAN en Afganistán
Escrito por Manuel Navarro

Al menos cuatro soldados, adscritos a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), murieron hoy durante atentados y combates en el sur y oeste del territorio afgano, comunicaron fuentes militares en esta capital.

Ellos elevan a 105 la cifra de efectivos ocupantes que perdieron la vida desde comienzo del 2010, en esta nación islámica centroasiática.

Según portavoces de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF, por sus siglas en inglés), dos soldados murieron en un ataque en el oeste del país y un tercero pereció en otro enfrentamiento con arma ligera en el sur.

El cuarto resultó baja mortal en un atentado con coche bomba dirigido contra un convoy de la ISAF en la conflictiva provincia de Kandahar, aunque omiten las nacionalidades y lugares exactos de esos hechos.

Precisamente, dos coches bombas impactaron contra una caravana de la OTAN y una comisaría de policía que causaron 10 muertos, entre ellos militares, y más de 20 heridos en la ciudad sureña de Kandahar.

Kandahar, capital de la provincia homónima, está al este de la provincia de Helmand, donde 15 mil de soldados de Estados Unidos, la OTAN y Afganistán desarrollan una ofensiva por tratar de recuperar la ciudad de Marjal y el distrito de Nad Ali.

El vicejefe de la policía provincial, coronel Fazel Ahmad Sherzad, explicó que un automóvil cargado de explosivo se lanzó contra un convoy de la ISAF cuando cruzaba un puente en el distrito de Daman.

Varios soldados de la ISAF, comandada por la OTAN, resultaron heridos por el estallido y según versiones uno fue muerto, así como otras cuatro personas y uno de los vehículos cayó destruido del puente hacia un barranco. Los soldados heridos fueron evacuados por helicópteros.

Poco después otro coche cargado de explosivos detonó frente a la principal comisaría en esa ciudad y ocasionó la muerte de un funcionario de policía y dejó 16 heridos, incluidos nueve oficiales.

Mientras, el portavoz de los insurrectos afganos, Mohammed Yousuf Ahmadi, reivindicó los hechos a la Agencia Informativa de Prensa afgana (AIP) y precisó que al menos 11 militares extranjeros perecieron en el ataque a la caravana de la ISAF.