domingo, 21 de marzo de 2010

ANTE MANIFESTANTES OBAMA PROMETE REFORMA MIGRATORIA PROMETIDA. NADIE LE CREE

UNIVISION
Obama asegura a manifestantes que apoyará reforma migratoria

El presidente Barack Obama aseguró a los defensores de una reforma de inmigración que está comprometido a trabajar con el Congreso para lograr una iniciativa amplia que corrija "un sistema migratorio roto".

En un mensaje grabado en video y presentado el domingo en pantallas gigantes ante miles de personas que marchaban en el parque National Mall, Obama advirtió que la inmovilidad en el tema de inmigración tiene un costo.

Señaló que los problemas con el sistema migratorio actual incluyen familias desintegradas, empresas que se aprovechan de los huecos legales y agentes policiales que tienen dificultades para preservar la seguridad en las comunidades.

Obama dijo que hará todo lo que esté a su alcance para lograr un consenso bipartidista sobre la reforma migratoria este año.

Los activistas en la materia se han mostrado frustrados por el lento avance hacia esa reforma.

Los comentarios grabados de Obama se difundieron justo cuando el mandatario buscaba los votos de último minuto por la reforma de salud, el tema que ha ocupado buena parte de la atención del gobierno federal durante el primer año del mandatario en el cargo.

En la jornada, defensores de los derechos de los inmigrantes procedentes de todo Estados Unidos efectuaron la marcha en el National Mall, el parque flanqueado por los principales monumentos de la capital estadounidense, en apoyo a una reforma a favor de ese sector de la población.

Los manifestantes agitaron banderas de Estados Unidos y mostraron carteles que decían en inglés y español "Legalización sí, deportación no". Casi media hora después del inicio de la marcha, a las 14.00 horas, los manifestantes abarcaron el equivalente a cuatro cuadras.

Los organizadores dijeron que miles de personas viajaron desde diversas partes del país para participar en la marcha, la cual fue impulsada por organizaciones comunitarias, laborales y religiosas.

Los activistas expresaron su frustración de que tengan que esperar por la reforma a pesar de las garantías de Obama de que mantiene su compromiso a favor de un cambio a las leyes de inmigración. Los activistas dijeron que confían en que la marcha del domingo reactive los esfuerzos legislativos para la reforma migratoria.