viernes, 5 de marzo de 2010

BOLIVIA: EVO LES TORCIÓ EL BRAZO A LOS CHOFERES QUE PROTEGÍAN CONDUCTORES BORRACHOS

LA PRENSA (BOLIVIA)
Choferes aceptan castigos por ebrios y no evitan suspensiones

Convenio: El Gobierno no cedió ante la presión. Los conductores aceptaron que no se modifique el Decreto 420. En 30 días se redactará el proyecto de Ley de Seguridad Vial.

Los choferes suspendieron ayer la huelga de hambre y el paro, que no fue total, sin haber logrado modificar las sanciones por conducir en estado de embriaguez ni que se levantara la suspensión de 22 empresas de transportes por haber participado el miércoles en bloqueos.

La única de sus demandas atendida fue la liberación de casi 60 choferes arrestados, quienes recuperaron ayer su libertad después de que cubrieran los daños que causaron.

El acuerdo firmado ayer establece que la mencionada disposición referida “al transporte interprovincial, interdepartamental e internacional no será modificada”, pues es “inadmisible la conducción de vehículos en estado de ebriedad, conducta que debe ser sancionada”.

El sector aceptó asumir la responsabilidad de cinco aspectos, pues el convenio define que el operador, sea empresa, cooperativa, sindicato o asociación, será responsable de efectuar controles de alcoholemia a sus choferes, estado de funcionamiento de los vehículos, acreditación de los conductores, presentar equipos de conducción de acuerdo con la ruta (titulares y relevos) e implementar controles de ruta que deberán ser aprobados por la Autoridad de Fiscalización Telecomunicaciones y Transportes (ATT).

Como consecuencia de accidentes automovilísticos, casi cien personas murieron en enero, por lo que el Gobierno promulgó el Decreto 420, que impone severas sanciones a los conductores de vehículos de transporte interprovincial, interdepartamental e internacional de pasajeros, a los propietarios de los vehículos y a las empresas en las que prestan servicios.

Esa disposición legal, que instruye que agentes encubiertos controlen a los choferes, fue rechazada por los afiliados a la Confederación de Choferes de Bolivia, quienes adujeron que, en caso de que un ebrio al volante sea sorprendido, el castigo se aplicará también al propietario del ómnibus y a la empresa.

Después de negociaciones sin éxito, el lunes reciente, 31 dirigentes de esa entidad gremial y de nueve de las diez federaciones regionales abrieron un piquete de huelga de hambre.

Además el miércoles y ayer, declararon un paro que no logró paralizar las capitales departamentales y fue tildado de impopular.

Pese a la medida de fuerza, el presidente Evo Morales, los ministros Sacha Llorenti, de Gobierno, y Wálter Delgadillo, de Obras Públicas y Servicios, y Gustavo Torrico, viceministro de Régimen Interior, coincidieron en que el decreto no sufrirá modificaciones.

Además, las operaciones de las flotas Urus, Naser, Trans Tupiza, Trans Emperador, Copacabana, San Miguel, Dorado, Trans Azul, Trans Oglobo, Boquerón, Expreso Tupiza, Copa Moya, Trans El Inca, Trans Illimani, Betanzos, 6 de Octubre, Mopar, Bolívar, Danubio, Renacer, Trans Boquerón y Cosmos, después de concluir trámites, serán suspendidas durante 15 días.

El ministro de Obras Públicas y Servicios, Wálter Delgadillo, explicó que “todas (las sanciones) están en pie. Lo que vamos a hacer es que Tránsito dé a conocer los nombres (de los representantes legales) y nosotros vamos a aprobar la suspensión de las tarjetas de operaciones y las remitimos otra vez a Tránsito para que ejecute la determinación”.

El principal dirigente de los choferes, Franklin Durán, señaló que “eso se va a arreglar por la parte jurídica. Nuestros abogados van a trabajar en esa parte, para evitar las suspensiones”.

El documento estipula que, en el plazo de 30 días, representantes de las confederaciones de Choferes de Bolivia y del Transporte Libre y del Gobierno elaborarán el proyecto de decreto reglamentario, “disposición normativa que contempla el concepto y los límites de corresponsabilidad de conductores, propietarios, operadores, Organismo Operativo de Tránsito, Policía Caminera, Administradora Boliviana de Carreteras, Vías Bolivia y otras, garantizando el debido proceso y el derecho al trabajo”.

En conferencia de prensa, ayer por la tarde, el ministro Llorenti dijo que el conflicto fue “innecesario, porque firmamos el acuerdo que habíamos redactado en borrador hace dos días”.

Durán definió como “mentira” esa afirmación de la autoridad porque “nos han ofrecido hacer la reglamentación del Decreto 420, la misma que hemos rechazado y gracias a la medida de presión que hemos efectuado ha hecho que se incluya claramente en el convenio, que se va a emitir un otro decreto que va a subsanar los problemas del 420”.

El dirigente sostuvo que en el documento se estableció claramente que “el sector del transporte urbano no va a ser afectado por este decreto. Este documento indica también que se va a trabajar un artículo para el sector interprovincial. Este convenio no estaba preparado hace días. Si no hubiéramos llegado a la medida de presión, no se habría tenido este acuerdo”.

El Ejecutivo tiene el objetivo de generar la política pública de seguridad vial, a partir de la que se generará una ley que, como explicó el miércoles por la noche el director general de Transporte Terrestre, Emilio Rodas, “delimitará las responsabilidades de todos los actores del sector: choferes, policías, autoridades y peatones”.

Según Llorenti, durante los próximos 30 días se elaborará el decreto reglamentario y después “vamos a trabajar en la política pública y después vamos a comenzar la redacción en sí de la Ley de Seguridad Vial”. Si bien el paro se levantó formalmente después de la firma del convenio, durante miércoles y jueves, en la ciudad de La Paz, taxis y radiotaxis trabajaron con normalidad, en tanto que desde el mediodía de ayer el servicio de minibuses tendió a normalizarse. El único sector que acató la huelga fue el de los micros.

A las 17.00 se regularizó el servicio de la Terminal de Buses.

Alrededor de las 16.00 de ayer, autoridades nacionales lograron que se levantara el bloqueo carretero en el país, en Konani, entre La Paz y Oruro, por un problema interno del Gobierno Municipal de Colquiri.

Las demás vías carreteras del país se encuentran expeditas.

Las operaciones de 22 flotas serán suspendidas durante 15 días.

El servicio interdepartamental se regularizó desde las 17.00 de ayer.

“Apoyo de población fue decisivo”
Marcelo Varnoux, presidente del Colegio de Politólogos, sostuvo ayer que el éxito del Gobierno frente a la posición de los choferes obedeció al apoyo de la población, que “fue decisivo”, y al hecho de que cuente con respaldo de diversas organizaciones sociales que bajo los anteriores gobiernos “asumieron posiciones contrarias al Estado, como sucedió en octubre de 2003 o en junio de 2005, cuando éstas no enfrentaron a un régimen sino a todo el Estado”.

El analista refirió que en el pasado el gremio de los choferes “estuvo acostumbrado a cometer excesos” a causa de que tenía la “capacidad de paralizar las ciudades, porque no había sectores que les salgan al frente como sucedió ahora”.

Anotó que las distintas organizaciones sociales que forman parte del Gobierno, “o al menos tienen el espejismo de serlo, y la misma población enfrentaron a los choferes, porque no es posible que se admita que haya borrachos al volante”.

Ésta fue la segunda victoria del Movimiento Al Socialismo (MAS) sobre el sector de los transportistas, después de que en 2006 el Gobierno impusiera al gremio la obligación de tributar, por lo que ahora las empresas y líneas sindicales están obligadas a dar factura a sus usuarios.

“Fundamentalmente la fortaleza de este Gobierno está en sus organizaciones sociales, que tienen disciplina y códigos internos que les permiten reaccionar casi automáticamente para salir en defensa del oficialismo y de Evo Morales, que es la representación misma del Gobierno”.

Detalles
Los choferes forman parte de una comisión que redactará el proyecto de decreto reglamentario al 420.

Las sanciones por embriaguez sólo se aplicarán al transporte interprovincial, interdepartamental e internacional.

El transporte urbano no será afectado por las sanciones aplicadas a los choferes del servicio de larga distancia.

Flota Cosmos es la vigésima segunda empresa que no podrá operar durante 15 días por haber participado en los bloqueos.

Los operadores de transporte deberán efectuar pruebas de alcoholemia a los conductores de sus buses.

Las empresas o sindicatos deberán velar por el mantenimiento de sus unidades para que no sufran fallas.