martes, 2 de marzo de 2010

HONDURAS: VIGENTE TERRORISMO DE ESTADO Y ASESINATO DE OPOSITORES BAJO DICTADURA DE LOBOLUDO

ANSA LATINA
HONDURAS: RESISTENCIA DENUNCIA ASESINATOS DE OPOSITORES

El Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) de Honduras realizó una manifestación para protestar por el asesinato de tres de sus miembros durante el "régimen de facto" que preside Porfirio Lobo, y exigir una asamblea nacional constituyente para "refundar el Estado".

La manifestación comenzó en la Universidad Pedagógica Nacional, pasó cerca de la Casa Presidencial y concluyó frente al Congreso Nacional.

Miles de miembros de organizaciones obreras, campesinas, docentes, estudiantiles, indígenas y defensoras de los derechos humanos se unieron a la protesta.

"El pueblo hondureño está en pie de lucha frente a la dictadura y día a día consolida su respuesta organizada frente al régimen totalitario que se instaló con la fuerza de la armas para preservar un sistema de privilegios que se beneficia de la explotación y el robo", indicó el comunicado leído por uno de los dirigentes de la resistencia.

Los manifestantes condenaron el asesinato de Claudia Brizuela, de 36 años y activista de la resistencia, hecho ocurrido el miércoles en San Pedro Sula, norte de Honduras, por desconocidos que le dispararon varias veces causándole la muerte al instante, cuando estaba en su casa junto a sus hijos.

A la muerte de Brizuela se suman los asesinatos de Vanessa Zepeda y Julio Fúnez, también miembros activos de la resistencia y representantes de los trabajadores, acontecidos en fechas diferentes y en menos de un mes de haber asumido el poder Lobo, el pasado 27 de enero.
"Responsabilizamos a los cuerpos de seguridad del Estado por este hecho que nos llena de luto, pero que se convierte en una razón más para buscar justicia y derrotar la dictadura terrorista implantada por la oligarquía y el imperialismo", señaló el comunicado.

El FNRP repudió las acciones de la "oligarquía y el régimen de facto" de vulnerar la estabilidad laboral de miles de empleados públicos, y la suspensión de la matrícula escolar gratuita y del bono y la merienda escolar. La resistencia denunció también "el enorme latrocinio de los recursos del Estado que se viene dando de manera continua desde el golpe de Estado; concesiones dolosas, contratos leoninos y robo flagrante de los fondos públicos. Actos que están siendo imputados exclusivamente a la fase de la dictadura encabezada por Roberto Micheletti, pero que se siguen dando en el régimen de facto de Pepe (Porfirio) Lobo para beneficiar a la clase social privilegiada que usurpa el poder".

Los manifestantes rechazaron la Comisión de la Verdad que integrará el presidente Lobo, porque tendrá como "premisa la mentira", según el doctor Juan Almendares, defensor de los derechos humanos.