miércoles, 10 de marzo de 2010

INGLESES ARDIDOS PORQUE VOCERO DE GOBIERNO NORTEAMERICANO LLAMÓ "MALVINAS" A LAS MALVINAS

LOS ANDES (ARGENTINA)
Inglaterra se enoja con EEUU por llamar a las Malvinas... “Malvinas”

Según The Times, las autoridades están que trinan porque un vocero del Gobierno dijo “islas Falklands o Malvinas”. Exigen que Obama se pronuncie contra el respaldo que hizo Hillary Clinton a la exhortación de Cristina Fernández.

Diplomáticos británicos expresaron al menos tres veces su preocupación al gobierno de Estados Unidos por su posición en el actual diferendo con Argentina por el inicio de la exploración petrolera británica en las Malvinas, según el diario Times.

El diario londinense dijo que diplomáticos y especialistas tuvieron que aclarar la posición de Londres sobre la soberanía del archipiélago en conversaciones telefónicas y reuniones después de que un portavoz del departamento de Estado norteamericano empleara el nombre Malvinas.
Dicho portavoz respondió en febrero a una pregunta sobre las Falklands, como llaman los británicos a las islas, diciendo: "O las Malvinas, dependiendo de como se vea", siempre según el Times.

El enojo de Gran Bretaña aumentó después de que la jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton, ofreciera la semana pasada en Buenos Aires su ayuda para que Gran Bretaña y Argentina se sienten a hablar sobre el disputado territorio, cuya soberanía continúa reclamando el país sudamericano.

El mismo diario calificó entonces de "inmerecido desaire" a su aliado británico esta propuesta con la que Clinton -que también usó alternativamente Falklands y Malvinas- "da la impresión de que Argentina tiene el apoyo tácito de Estados Unidos en la disputa".

Autoridades británicas en Washington han admitido en público que el asunto se trató en "conversaciones amistosas" en el marco de las relaciones normales entre la embajada y la administración estadounidense, pero en privado "existe la sensación de que Washington no tuvo en cuenta las sensibilidades británicas", señala el Times.

La tensión entre Argentina y Gran Bretaña aumentó tras el inicio de las exploraciones petroleras británicas en la cuenca norte de este archipiélago del Atlántico Sur ocupado por los británicos en 1833 y por el que los dos países libraron una guerra en 1982 que terminó con la derrota argentina.

Londres ha defendido desde el principio que la soberanía de las islas no plantea "ninguna duda", por lo que está "perfectamente en su derecho" de buscar hisdrocarburos en sus aguas.