miércoles, 31 de marzo de 2010

PERÚ: MARIO HUAMÁN BUSCA FORMAR UN FRENTE POLÍTICO QUE DERROTE A ALAN GARCÍA

CON NUESTRO PERÚ
Mario Huamán se lanzará a la política
Aunque no aclaró si postulará a la Presidencia de la República, al Congreso o a una municipalidad, el dirigente sindical Mario Huamán informó que integrará un frente de político que combata la corrupción y renueve la situación de la economía y de los trabajadores.

Huamán, ahora presidente de la Central General de Trabajadores del Perú (CGTP) y líder del gremio de trabajadores de construcción, manifestó que dicha postulación se realiza por expreso mandato de su federación, que busca tener una voz de los trabajadores.

Señaló que gobierno tras gobierno los intereses de los trabajadores han sido burlados, por lo que se hace necesario que un representante de los trabajadores participe activamente en la política.

Manifestó que la clase trabajadora está hastiada por los casos de corrupción y del maltrato a los trabajadores mediante la represión de los gobiernos que practican la política neoliberal desde la época de Fujimori, por lo que ellos buscarán un cambio del modelo económico porque el actual beneficia a muy pocos mientras que los trabajadores reciben salarios de hambre.

Huamán había descartado hace unos meses ser candidato político, pero que ahora la corrupción, la crisis económica y política, así como la criminalización de la protesta y la impunidad, crean un nuevo panorama que demanda cambio.

El dirigente sindical precisó que ha conversado con diversas fuerzas políticas de izquierda, con el Partido Nacionalista, frentes regionales, organizaciones sociales y centrales de trabajadores, porque es necesario formar un frente que aglutine a todas estas fuerzas, donde se exija desde las bases el cumplimiento de los compromisos y desde donde se velará para que no se infiltren los oportunistas que sólo están a la caza de puestos públicos.

Indicó que el frente no permitirá el ingreso de sectores derechistas que defienden el modelo económico neoliberal ni aquellos relacionados con la corrupción y con el tráfico de los intereses de los trabajadores y del patrimonio nacional.