lunes, 1 de marzo de 2010

SE CAYÓ EL CHILE CAPITALISTA, ERRORES DE BACHELET Y OTRA VEZ EL FANTASMA DEL TERREMOTO ARTIFICIAL

PRENSA DE FRENTE (ARGENTINA)
Se cae el Chile capitalista
Por Indymedia Santiago

Un Fuerte terremoto afecto nuestro país, dejando en evidencia las malas construcciones que el capital , que en su lógica de maximizar las ganancias, prefirió edificar sin respetar las normas mínimas de seguridad para un país altamente sísmico. Estas edificaciones cedieron, no aguantaron el movimiento telúrico y se vinieron abajo cual castillo de naipes, con sus endeudados habitantes adentro.

A lo anterior se suma el maquiavélico llamado de la presidenta Bachelet, a que no había riesgo de Tsunami, privilegiando el orden por sobre las vidas de las personas.

Hoy, por la mañana, miles de pobladores desesperados se enfrentaron con carabineros para recuperar alimentos de los principales supermercados en Concepción. Frente a la fuerte determinación de los pobladores, personal de la policía de fuerzas "especiales" debió ceder la custodia del capital para dar paso a la recuperación de alimentos, eso si antes la policía lanzó varias granadas de gas al interior de la bodega. Pese a ello la población procedió a retirar los alimentos básicos para llevarlos a los improvisados campamentos organizados por los sectores más necesitados de Concepción.

La situación más crítica en Santiago, se esta viviendo en las comunas de Maipu y Santiago Centro, muchas de estas comunas no cuentan con electricidad, teléfono y agua potable. Los supermercados permanecían cerrados y la población ya casi agotaba sus últimos recursos rescatados desde ocurrido el terremoto. La paciencia se agota y de los administradores del país solo llegan amenazas de que sacarían al ejercito a las calles a mantener "su" orden.

Más adelante investigaremos las consecuencias del proyecto HAARP que hace pensar que el terremoto se enmarca en teorías de conspiración llevadas a cabo por el capital.

Por último, hacemos un llamado a la solidaridad y ternura de los pueblos, así como también a la organización y recuperación de nuestras vidas de las garras del capitalismo.