sábado, 20 de marzo de 2010

URGENTE BOLIVIA: ASAMBLEA PLURINACIONAL SANCIONÓ LEY ANTICORRUPCIÓN MARCELO QUIROGA SANTA CRUZ

ABI BOLIVIA
Diputados aprueban ley anticorrupción 'Marcelo Quiroga Santa Cruz' que va a promulgación

La Cámara de Diputados aprobó la noche del jueves al viernes la ley anticorrupción 'Marcelo Quiroga Santa Cruz' que establece procedimientos judiciales destinados a prevenir, investigar, procesar, sancionar y recuperar el patrimonio público, sin importar dónde, cuándo y cuánto se desfalcó al Estado y la puso en vía de promulgación luego de incorporarle los principios de juicio en rebeldía e imprescriptibilidad.

"Es un paso más para una lucha contundente contra la corrupción. Ahora no puede quedar en la impunidad, no puede quedar en el olvido, tiene que sancionarse", dijo la ministra de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción, Nardi Suxo, al salir del hemiciclo legislativo donde permaneció los últimos días para responder todas las preguntas de los diputados respecto a esa norma.

Aseguró que esa nueva ley fue construida en base de la nueva Constitución, promulgada en febrero de 2009, y en el marco de los convenios internacionales de lucha contra la corrupción, incluso, a la altura de las exigencias de Naciones Unidas.

Consultada sobre el argumento de algunos diputados opositores respecto a que esa ley es "dura" y abre una persecución política contra los disidentes del gobierno de Evo Morales, Suxo afirmó que los únicos que deben sentirse temerosos son los corruptos.

"Se sentirán perseguidos políticos los que tienen que rendir cuentas con el Estado, porque no hay en absoluto persecución política. Lo que sí tiene que haber, de parte del Ministerio Público y del Órgano Judicial, es una persecución penal", remarcó.

Suxo también explicó que esa norma prevé los juicios en rebeldía, la retroactividad e imprescriptibilidad de los delitos de corrupción.

"Está en nuestra Constitución la imprescriptibilidad y cuando se habla de rebeldía es porque no se puede dejar en la impunidad (los delitos de corrupción), incluso, las propias convenciones de derechos humanos piden justicia y en este caso se va hacer justicia", argumentó.

Por su parte, la jefa de Bancada del gobiernista Movimiento Al Socialismo, que controla dos tercios de los escaños en la Cámara de Diputados, Rebeca Delgado, aseguró que hubo una "amplia participación plural de todas las fuerzas políticas" y que, además, se continúa certificando la seguridad jurídica del país.

"Hemos cumplido con el país, hemos hecho una ley que nos permita una efectiva lucha contra la corrupción, una ley que sea general para todas y todos los bolivianos", dijo.

Por su parte, la diputada de la opositora Convergencia Nacional (CN), Norma Piérola, dijo que esa ley es "a todas luces muy dura, por no decir draconiana".

"Nosotros sí hemos querido construir una ley netamente legal y no se nos ha permitido, por esa razón hay disidencias en el voto que hemos hecho", sostuvo.

A su turno, el diputado Mauricio Muñoz (CN), lamentó que esa norma no establezca sanciones contra los "falsos o temerarios" denunciantes que denigren "las trayectorias de personas, profesionales, familias, honras y demás".

Esa norma anticorrupción, cuyo rótulo oficial es Ley de Lucha Contra la Corrupción, Enriquecimiento Ilícito e Investigación de Fortunas, mantendrá el nombre del extinto líder socialista 'Marcelo Quiroga Santa Cruz', como fue aprobado en la cámara de senadores el pasado 3 de marzo, aunque sus familiares solicitaron la supresión de su nombre porque consideran que su memoria no será honrada en una Ley, sino realizando acciones concretas que permitan establecer justicia y verdad.

Quiroga Santa Cruz fue un destacado dirigente, parlamentario y fundador del Partido Socialista Uno que la dictadura militar que se hizo del poder en 1980 mandó a asesinar.

Se prevé que la norma de 40 artículos se emplace, en horas venideras, en vías de promulgación, cursada al despacho del Presidente y entrará en vigor, según reza el procedimiento, apenas sea publicada en calidad de ley del Estado.