miércoles, 14 de abril de 2010

BOLIVIA: EL COMANDANTE TIENE EL MANDO XVII (SEGUNDA TEMPORADA). EVO Y LOS BORG

por Flavio Dalostto

El presidente de la Corte Electoral Boliviana, Antonio Costas, (aquel que pretendió hacer una limpieza étnica en las elecciones presidenciales del 6 de diciembre de 2009, vetando el derecho de 400.000 bolivianas y bolivianos -en su mayoría indios- al voto), vuelve a las andadas, convalidando el gigantesco Fraude contra el MAS en el Oriente Boliviano, y diciendo que el presidente Evo tiene "la mente podrida", por sostener que hubo Fraude.

Sin embargo, el tal Antonio Costas, ante el cúmulo de evidencias de la jugarreta descubierta de los quistes cívicos, ha debido autorizar que 27.000 personas deban votar de nuevo en Santa Cruz. Ante este hecho, este Costas minimiza el tema y dice que "solo" es un 3% del padrón, lo que entraría -dice él- dentro del margen de error "esperado". El ex prefecto golpista cruceño, Rubén Costas, miembro del grupo terrorista "La Torre", habría "ganado" al candidato del MAS, Jerjes Justiniano, con un 53% de los votos, lo que lo deja en el umbral de la segunda vuelta. Si se confirma que ese 3% y seguramente mucho más, no eran votos para Rubén Costas y sí para Don Jerjes, en Santa Cruz debería haber una segunda vuelta, y todavía NO hay gobernador electo definido.

Por otro lado, y donde el Fraude habría sido más alevoso, es en el Departamento Beni, ganado por la candidata del MAS, Jéssica Jordán (¿40%?). Ernesto Suárez (¿42%?) no fue electo gobernador, aunque la CDE beniana, que sería cómplice del Fraude, lo "consagre". En ese departamento amazónico la diferencia entre Suárez y Jordán es del 2%. El Fraude, es más grande que en Santa Cruz, ya que no se pudo encontrar ni el acta de votación donde votó Jordán. El vicepresidente García Linera ha llamado a no reconocer la gobernatura ilegítima de Suárez, y hace bien. NO se les debe reconocer nada, por tramposos. Ni en Beni, ni en Santa Cruz ni en Tarija. Si en Honduras, la Democracia Liberal Occidental fue asesinada por sus propios "defensores"; en Bolivia será sepultada por el Socialismo del Siglo 21. Una nueva versión de Democracia se asoma en el horizonte altiplánico-amazónico. Una Democracia Participativa, Inclusiva y Plebiscitaria, una Democracia "PIP". Hacia eso vamos. Se acabó lo que se daba.

Antonio "Fraudín" Costas, salió a defender a las cuestionadas Cortes Departamentales Electorales de Pando, Beni, Santa Cruz y Tarija, demostrando de que lado está: Del lado de la Trampa Electoral, tomando a risa las denuncias de Fraude e irregularidad. Sin embargo, Evo, Álvaro y el MAS no se la dejarán fácil, ni lo dejarán en paz, hasta que tome una difícil decisión. Si Antonio Costas no reconoce el Fraude y legitima la Trampa, el MAS no lo dejará tranquilo y el hombre terminará internado por la tremenda presión social, psicológica y judicial, que NO resistirá. Si por el contrario, Antonio Costas reconoce la Trampa y permite nuevas elecciones regionales, los días políticos de Suárez, Rubén Costas y Cossio están contados. A Antonio Costas le pasará como dice la Biblia "A los tibios los vomita Dios".

En tanto, ante la acumulación de evidencias y casi sin llamar la atención de la prensa internacional, los mentores y financiadores de la Célula Terrorista-Separatista de Rozsa (alrededor de unos 300 políticos y empresarios en Santa Cruz, Beni y Tarija), son citados, detenidos o encarcelados en La Paz. De ellos, un remanente está prófugo fuera del país o se quedaron tontamente, intentando organizar una inútil resistencia de 200 pelados. Hay que mirar Star Trek, Viaje a las Estrellas, Nueva Generación. A los "cívicos", "autonomistas" y "medialuneros" en desgracia, los Fiscales del gobierno les recuerdan a los Borg de la serie interplanetaria, tomando nave tras nave, y diciéndole a sus ocupantes, en tono frío y calculado "Somos Borg. Prepárense para ser asimilados. La resistencia es fútil".

En tanto el Evo envía a sus Fisconaves a abducirlos, donde los encuentren; porque el Comandante tiene el Mando, los Borg y las Fisconaves.

Resistirse es fútil.

El Comandante abduccionador.