sábado, 24 de abril de 2010

ARGENTINA: fragmento del libro "Historia Sagrada del Pueblo Qom / Tomo 1" de Flavio Dalostto

(fragmento)

Batieron las alas, los murciélagos eternos
Desde la más profunda oscuridad; ¡Pero Dios ya estaba allí!
No hubo principio para él, ni habrá final;
Más el hombre es polvillo que se desparrama
Y gota de rocío que se evapora en la mañana.
Dios es Tigre, Quiyóq-Lta’á es su nombre, y se dijo:
Qom y las tribus son mis cachorritos,
Mis tigrecitos predilectos, Yo los amo. Los protegeré.
Como águila furiosa los envolvió con sus alas enormes a sus pichones.
Madre Perfecta y Padre Perfecto es Dios, para Qom y las tribus.
Te alimentó con tortilla del Cielo, con mantequilla de langostas
Te alimentó, con miel endulzó tu boca, con carne de jabalí te engordó.
¿Quién como Dios, que siendo Todo, protegió a la Nada,
y la llamó ‘Mi Hijo’ ¡Alaben a Qad’ta’á!