viernes, 2 de abril de 2010

ISRAEL AMENAZA CON DESATAR OTRO GENOCIDIO EN GAZA

EL PERIODICO DE CATALUNYA
Israel amenaza con otra gran ofensiva contra Gaza

Arrinconado por las exigencias estadounidenses, y enfrascado en una sucesión de roces diplomáticos con sus principales aliados, Israel vuelve a sacar el músculo en Gaza. Su viceprimer ministro, Silvan Shalom, amenazó ayer con lanzar otra ofensiva a gran escala en la franja si no cesa el lanzamiento de cohetes palestinos sobre el sur de Israel.

Sus declaraciones llegan después de que la aviación hebrea bombardeara durante la madrugada del jueves al viernes varios puntos de la franja, incluida una fábrica de productos lácteos, como respuesta a un cohete palestino. En ninguno de los casos hubo víctimas.

Como lleva haciendo en los 15 meses transcurridos desde la guerra de Gaza, Hamás intenta aplacar los ánimos de las distintas milicias. No quiere sobresaltos e intenta centrarse en gestionar la subsistencia de su población. Su primer ministro, Ismail Haniyeh, se reunió ayer con los representantes de varias facciones armadas para exigirles contención.

APRETAR LA ROSCA / Desde principios de mes, una treintena de cohetes han sido lanzados desde la franja. Uno de ellos mató a un jornalero tailandés en el sur del Estado hebreo. El Ejército israelí, en cambio, está apretando la rosca. En los últimos 10 días sus tanques y excavadoras penetraron varios cientos de metros en la franja en al menos cinco ocasiones.

El martes, sus soldados hirieron con fuego real a cuatro manifestantes desarmados que protestaban cerca de la frontera. Además una veintena de palestinos, incluidos cuatro niños, han sido arrestados y un pescador se encuentra en estado crítico al ser atacado por la marina israelí en la costa de Gaza.

Para la población, sometida a un estricto cierre fronterizo desde hace más de tres años, la vida diaria sigue siendo una odisea. Según Naciones Unidas, Israel solo permite la entrada del 46% del combustible que necesita la central eléctrica de la franja para operar a pleno rendimiento.Como consecuencia, la gran mayoría de los 1.4 millones de habitantes de la franja sufren cortes de electricidad de entre 8 y 12 horas al día.

También se caldea Cisjordania, donde cuatro palestinos desarmados fueron abatidos la semana pasada por militares israelís. Ayer, una mujer de 21 años fue atropellada por un colono en Ramala. Ante el aumento de la tensión, el Reino Unido pidió ayer «contención» a palestinos e israelís y les emplazó a sentarse urgentemente a negociar.