viernes, 23 de abril de 2010

NICARAGUA: PUEBLADA SANDINISTA OBLIGÓ A SESIONAR A DIPUTADOS GOLPISTAS Y EMITIR LEYES FAVORABLES A LA NACIÓN

LA PRENSA (Nicaragua)
Congreso vuelve a sesionar en medio de pueblada sandinista
Por segundo día consecutivo los seguidores sandinistas demandaron en las calles de Managua

La Asamblea Nacional volvió a sesionar ayer en medio de una lluvia de pedradas y morteros caseros lanzados por simpatizantes sandinistas que dañaron ventanales de la sede del Poder Legislativo.

La sesión fue convocada por el presidente del organismo, el sandinista René Núñez, tras dos días de tensión de partidarios del gobierno que atacaron primero un hotel donde la oposición golpista sostenía una junta y al día siguiente destruyeron varios vehículos de diputados opositores golpistas y periodistas. Los diputados debieron ingresar al edificio de la Asamblea escoltados por un nutrido grupo de policías que los protegían de la furia sandinista.

En la reunión legislativa, los diputados aprobaron préstamos por unos 50 millones de dólares para el país y otras leyes sociales. Sin referirse al decidido grupo de simpatizantes del gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, Núñez dijo que “ha habido una actitud de rechazo de los diputados y diputadas de oposición a sesionar”.

Pero la diputada disidente sandinista Mónica Baltodano le respondió que la ausencia se debió a las presiones por parte de “turbas y elementos paramilitares enviados por el presidente Daniel Ortega” a asediar a los legisladores. Tras días de manifestaciones, policías antimotines resguardaban las instalaciones de El Nuevo Diario, a solicitud de su director Francisco Chamorro, quien dijo tener informes de que sus instalaciones serían atacadas.

Diario La Prensa tomó sus propias medidas cerrando sus portones “por temor a agresiones”, dijo el jefe de redacción, Eduardo Henríquez. Ambos diarios han sido acusados por el presidente Ortega de ser instrumentos de “la derecha y del imperialismo”.

Petición
Diputados sandinistas pidieron a sus simpatizantes mantenerse “alertas”, “atentos” y “vigilantes” en medio de la crisis institucional que atraviesa Nicaragua, a pesar de la “victoria” que en su opinión supuso la reanudación de las labores legislativas.

“El día de hoy ha sido una victoria del pueblo. Los obligaron (a los diputados opositores) a sentarse, pero hay que seguir atentos, hay que seguir vigilantes, no hay que confiarnos ni un tantito”, dijo el coordinador del grupo parlamentario oficialista, Edwin Castro, en un mitin a las afueras del Parlamento, tras concluir la sesión.

Oposición golpista

Diputados de la oposición golpista nicaragüense afirmaron que ayer aprobaron leyes económicas “por convicción” y no por miedo a los morteros que seguidores del presidente Daniel Ortega dispararon contra el edificio del Parlamento. El diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense (BDN) Pedro Joaquín Chamorro señaló durante el debate parlamentario que ayer quedó claro que aprobaron leyes que benefician al pueblo.

Asimismo, sostuvo que no es cierto que no trabajen por centrarse en asuntos políticos. “Hemos aprobado las leyes por convicción y no por miedo a los morteros que estaban disparando las turbas que rodeaban el edificio”, enfatizó Chamorro, hijo de la ex presidenta Violeta Chamorro, al referirse a los destrozos causados por los manifestantes sandinistas en los ventanales del Parlamento.