lunes, 5 de abril de 2010

OTRA VEZ GANA EVO EN BOLIVIA

LA NACION (ARGENTINA)
Otro triunfo electoral para Evo en Bolivia
Se imponía en seis departamentos

En una jornada electoral sin sobresaltos y con una masiva participación, el presidente Evo Morales se encaminaba ayer hacia una victoria en los comicios regionales del país, pero sin cambios sustanciales en el mapa de poder de Bolivia.

De acuerdo con los datos en boca de urna y las cifras de las primeras mesas escrutadas, el Movimiento al Socialismo (MAS), de Morales, habría ganado los primeros gobiernos autónomos en la mayoría de los departamentos del país, según proyectaron cadenas privadas de televisión.

La cadena privada ATB pronosticó que el MAS se impondría en seis de los nueve departamentos. Los candidatos de Morales ganaban las gobernaciones de La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba, Chuquisaca y Tarija, mientras que la oposición triunfaba en sus bastiones de Santa Cruz y Beni, y la pelea se mantenía en el departamento de Pando.

Por otra parte, las encuestas de los canales Unitel y Red Uno coincidían en que el MAS ganaba las gobernaciones de La Paz, Cochabamba, Oruro y Potosí, mientras que otro sondeo de la red PAT añadía Chuquisaca. Estas encuestas reflejaban que la oposición a Morales se mantendría en la llamada "media luna", es decir, en las regiones de Santa Cruz -donde hubo un claro avance del MAS-, Beni, Pando y Tarija, donde, sin embargo, otros sondeos daban ganador al oficialismo.

Además de los nueve gobernadores, unos 5 millones de bolivianos eligieron también ayer a 144 asambleístas departamentales, 337 alcaldes, 1887 concejales, 23 autoridades indígenas locales y vicegobernadores provinciales.

Esta es la primera votación en la historia de Bolivia para elegir gobiernos autónomos, ya que hasta ahora se habían nombrado prefectos dependientes del Poder Ejecutivo. En el único incidente que empañó la jornada, las autoridades de Tarija, opositoras, advirtieron ayer que presentarán una denuncia contra el ministro del Interior, Sacha Llorenti, debido a que ordenó abrir la frontera con la Argentina para que bolivianos residentes en ese país acudieran a votar.

Las elecciones regionales de ayer reabrieron el enfrentamiento entre Morales, un mandatario izquierdista aliado de Hugo Chávez y de los hermanos Castro, y la oposición de derecha.

Desde su llegada al poder, en 2005, con el 53,7% de los votos, Morales adhirió al denominado socialismo del siglo XXI e instrumentó políticas con fuerte intervención del Estado, que incluyeron la nacionalización del petróleo y del gas.