viernes, 2 de abril de 2010

PERÚ: ALAN GARCÍA DICTA ESTADO DE SITIO EN SIETE PROVINCIAS CONTRA PROTESTAS MINERAS

TERRA (PERÚ)
Siete provincias de Perú declaradas en emergencia por paro minero

Siete provincias de Perú fueron declaradas hoy en emergencia, por 60 días, para reducir los riesgos de desórdenes públicos durante el paro nacional indefinido convocado por la Federación Nacional de Mineros Artesanales a partir del próximo 4 de abril.

Un decreto supremo publicado hoy en el diario oficial El Peruano señala que el estado de emergencia se cumplirá en las provincias de Nazca, Palpa y San Juan de Marcona en la región Ica.

También en las provincias de Tambopata y Manu de la región Madre de Dios, y en las provincias de Caravelí y Camaná en la región Arequipa.

La medida está dirigida a "reducir los riesgos de la realización de actos contrarios al orden interno, que afectarían el normal desenvolvimiento de las actividades de la población" en esas provincias.

Durante el estado de emergencia quedan suspendidos los derechos constitucionales relativos a la libertad y seguridad personales, la inviolabilidad de domicilio y la libertad de reunión y tránsito, agrega el decreto.

El Ministerio del Interior mantendrá el control del orden interno con el apoyo de las fuerzas armadas.

La medida responde al paro nacional indefinido convocado por la Federación Nacional de Mineros Artesanales del Perú (Fenamarpe) y a la huelga regional convocada por la Federación Minera de Madre de Dios, a partir del próximo 4 de abril, para protestar contra las medidas tomadas por el Gobierno para reordenar la minería artesanal.

Según el decreto, el estado de emergencia permitirá "asegurar la prestación del servicio de transporte público y de mercancías, así como de resguardar las instalaciones pertenecientes a instituciones públicas y privadas".

De otro lado, otra organización sindical minera, la Federación de Trabajadores Mineros del Perú, anunció una huelga indefinida para el próximo 30 de junio con el objeto de mejorar las condiciones de jubilación y el reparto de beneficios entre los trabajadores de este sector