lunes, 12 de abril de 2010

URGENTE INGLATERRA: PODRÍAN ARRESTAR AL PAPA BENEDICTO 16

REUTERS
Activistas británicos amenazan a Papa con arresto

El escritor y activista ateo británico Richard Dawkins buscará que el Papa Benedicto XVI sea arrestado para que responda dudas sobre el escándalo por abuso a menores en la Iglesia Católica, cuando visite Gran Bretaña más adelante este año, dijo uno de sus abogados el domingo.

Dawkins, un científico y abierto crítico de la religión, ha pedido a abogados de derechos humanos que revisen si se podrían tomar acciones legales en contra del pontífice.

El viaje de cuatro días, del 16 al 19 de septiembre, será la primera visita papal desde que Juan Pablo II estuvo en Gran Bretaña en 1982 y la primera oficial de un Papa al país.

La Iglesia Católica ha rechazado los reclamos de que el Papa ayudó a encubrir abusos por parte de sacerdotes y el Vaticano ha acusado a los medios de realizar una "despreciable campaña de difamación" contra el pontífice.

Dawkins y el periodista inglés Christopher Hitchens han encargado a los abogados Geoffrey Robertson y Mark Stephens que exploren las maneras de tomar acciones legales contra el Papa.

En un correo electrónico enviado a Reuters, Stephens dijo que existen tres posibles instancias: un reclamo ante la Corte Criminal Internacional en los Países Bajos, un juicio público o privado "por crímenes contra la humanidad" o un caso civil.

Los abogados argumentarán que el Papa no cuenta con inmunidad diplomática judicial como jefe de estado debido a que el Vaticano tiene "un estatus de observador permanente" en Naciones Unidas en lugar de una membresía total y derecho a voto.

Dawkins, autor de "The God Delusion" y "The Selfish Gene", dijo al diario Sunday Times que sospechaba que abusos a menores por parte de miembros de la iglesia habían sido encubiertos.

Críticos han acusado a Benedicto XVI de negligencia en el manejo de casos de abuso en puestos previos como cardenal en su nativa Alemania, y en Roma.

El Vaticano ha negado cualquier encubrimiento en el abuso de 200 niños sordos en Estados Unidos.

(Reporte de Peter Griffiths; Editado en español por Manuel Farías)