domingo, 16 de mayo de 2010

ARGENTINA: CARRIÓ, LOS RADICALES Y LA OPOSICIÓN OPORTUNISTA APOYAN A DERECHISTA MACRI PROCESADO POR ESPIONAJE Y ESCUCHAS ILEGALES

NU NOTICIAS URBANAS (ARGENTINA)
Carrió, Sanz y el PRO defendieron a Mauricio Macri

Pocas voces opositoras se alzaron en defensa de Macri. Y algunos lo hicieron con condicionamientos, como Ernesto Sanz. En el PRO, en cambio, reaccionaron sin fisuras, contrastando con el silencio de Solá y de Narváez.

Mauricio Macri, en estos momentos debe tener más claro que nunca quiénes son sus amigos y quiénes sólo lo acompañan en las coyunturas favorables. Esto viene a cuento de la imposibilidad de los periodistas por ubicar a algunos de sus aliados en las elecciones del año pasado -como Francisco de Narváez y Felipe Solá-, que decidieron hacer silencio en este momento amargo.

Por el contrario, Elisa Carrió y el radical Ernesto Sanz se convirtieron en sus defensores en ese imprevisible coro que es hoy la oposición. "Oyarbide absolvió a Kirchner de su enriquecimiento ilícito y hoy procesa a Macri. Creo que forma parte de la campaña 2011 de Kirchner de sacar de la cancha a los opositores de cualquier forma", disparó la legisladora chaqueña.

Sanz, por su parte, fue ecuánime: cuestionó por igual al oficialismo y al PRO. "Tengo la plena convicción que Oyarbide no es independiente del Gobierno. Por lo tanto, todos sus fallos que involucran la política me parecen absolutamente sospechosos", opinó el presidente de la UCR, que también cuestionó a Macri. No se debería olvidar que la UCR le disputará el poder al ingeniero en las próximas elecciones, en un distrito en el que los radicales supieron ser invencibles hasta la debacle de 2001. "Después de haberle vendido al pueblo de Buenos Aires que iba a garantizar una ciudad segura, Macri termina procesado por haberse enredado en las internas de la Policía Federal", le reprochó.

Sólo la dirigencia del PRO se solidarizó sin condicionamientos tras la suerte de Macri, utilizando, además de los medios de comunicación masivos, las redes sociales, en especial Twitter.

El secretario general del gobierno porteño, Marcos Peña, comenzó la escalada a poco de conocerse la resolución de Oyarbide. "El procesamiento estaba escrito desde que empezó la causa, no nos sorprende en nada".

El ministro de Educación, Esteban Bullrich escribió en Twitter un mensaje amenazante para Oyarbide. "Cuando los K le suelten la mano termina como Faggionatto", trayendo a colación la destitución que sufrió el juez federal de Zárate-Campana.

Finalmente, Macri se comunicó con sus seguidores poco después de las 19:30. "El procesamiento estaba escrito desde que empezó la causa", escribió, en sintonía con Peña. Luego hizo su catarsis. "Estoy muy tranquilo porque no tengo nada que ver con esta causa ridícula". Su primo Jorge le contestó, casi de inmediato: "Aguante @mauriciomacri", en el código característico del universo Twitter.

Finalmente, Macri reapareció en la red poco antes de las 21:00, prometiendo que "los K tienen fecha de vencimiento", en alusión al fin del mandato de la presidente Cristina Fernández de Kirchner, que se producirá el 10 de diciembre de 2011.