sábado, 29 de mayo de 2010

ARGENTINA: HISTORIA SAGRADA DEL PUEBLO QOM EN EL PAÍS CHAQUEÑO / TOMO 1 de Flavio Dalostto

Entonces, entró el duque de Cusco, con todo el

ejército de los uanca y de los quichua, a la ciudad

de Tiaguanaco. Y el rey de Tiaguanaco estaba

sentado, muy feliz, en su taburete de rey, adentro

del palacio. Y todo el pueblo de los coya, gritaba

“¡Viva el Libertador!”.


Y llegó el duque de Cusco y sus soldados, hasta

donde estaba el rey de Tiaguanaco. Y éste

estaba esperándolo muy feliz, para felicitarlo.

Pero cuando el duque de Cusco llegó hasta el

rey, sacó su espada y le cortó la cabeza a la vista

de toda la gente coya y de los soldados uanca y

quichua. Y les dijo a los coya: -Quitad.


Y vinieron los empleados del rey muerto, y quitaron su cabeza y su cuerpo, fuera del palacio.


Y se sentó el duque de Cusco en el taburete del rey de Tiaguanaco, ante el asombro de toda la

gente. Y dijo: -Yo soy rey de Tiaguanaco, y dominador de toda la Tierra, por la voluntad de dios.

Quién me sirva, vivirá; quién me resista, morirá.


Y de esta manera, el duque de Cusco se transformó en rey de Tiaguanaco, sobre Uanca,

Quichua y Coya. Y trasladó la cabeza del reino desde la ciudad de Tiaguanaco a la ciudad de

Cusco.