viernes, 7 de mayo de 2010

BOLIVIA. EMBAJADA DE EEUU TRAS HUELGA OBRERA INDEFINIDA. LA IZQUIERDA DE DERECHA SE MOVILIZA

ERBOL
El Gobierno intuye que detrás del paro indefinido está la embajada de EEUU
El vicepresidente Álvaro García Linera intuye que detrás de la huelga general indefinida declarada por la Central Obrera Boliviana (COB), medida adoptada a su juicio para tumbar gobiernos, está la embajada de Estados Unidos en Bolivia.

“Detrás de las conspiraciones en Bolivia, contra el presidente Evo siempre ha estado el Departamento de Estado directa o indirectamente, intuyo que algo así pudiera estar pasando, cuando tenga cosas más precisas se los mostraremos”.

García Linera señalo que “no dudaría que detrás de esto también pueden estar funcionarios de la Embajada norteamericana para intentar, como no pudieron con golpe de Estado contra el presidente Evo, no pudieron con el revocatorio, con asesinato, ahora desde adentro intentan debilitar, utilizar una justa demanda obrera para obtener un rédito político contra revolucionario y de derechas”.

En la conferencia de prensa realizada en instalaciones del Palacio de Gobierno, García Linera señaló, sin mencionar nombres, que son cuatro personas que alientan a la huelga indefinida, identificadas con la derecha contra revolucionaria. “Son estas misma personas y esta línea política derechista y contra revolucionaria la que preparó el terreno para que los neoliberales entraran al gobierno durante 20 años y hoy quieren hacer lo mismo y no lo van a lograr”.

El Vicepresidente opinó sobre el tema luego de que la COB, su aliada política, convocó a partir del lunes a la huelga general e indefinida en rechazo al incremento salarial del cinco por ciento. La medida extrema se iniciará con una marcha de protesta que partirá desde Caracollo, distante a casi 200 kilómetros de La Paz.

PEDIDO OFICIAL
El segundo mandatario dedicó buena parte de la rueda de prensa para pedir a los dirigentes de la Central Obrera Boliviana a dejar sin efecto la huelga general indefinida y a retornar al diálogo. “No estamos de acuerdo con la huelga general indefinida, los compañeros trabajadores saben que una huelga general indefinida tiene un contenido político, se declara una huelga general para derrocar gobiernos lo sabemos, no nos vamos a enseñar porque tenemos la misma experiencia sindical”.

Álvaro García Linera, quien definió a la gestión de Evo Morales como un "gobierno de trabajadores", aclaró que el Ejecutivo respeta las reinvindicaciones sociales de los trabajadores afiliados a la máxima organización sindical del país.

Explicó que se otorgó en los últimos cuatro años, un incremento salarial del 45 por ciento, situación que no se producía durante las gestiones de gobiernos anteriores a enero del 2006. Justificó la medida del incrementar esta gestión sólo el cinco por ciento debido a que adicionalmente los trabajadores reciben un “salario indirecto”.

Se trata, por citar algunos ejemplos, de los bonos Juancito Pinto que consiste en 200 bolivianos a los niños que cursan octavo de primaria. El Estado invierte al año en este beneficio, 50 millones de dólares. Esta, además, el Bono Dignidad consistente en entregar 200 bolivianos mensual a las personas de la tercera edad. Para cubrir este beneficio el gobierno requiere de 230 millones de dólares.