miércoles, 19 de mayo de 2010

BOLIVIA GRAVE: ENFRENTAMIENTO ENTRE PADRES Y MAESTROS. MINISTERIO DE EDUCACIÓN SIGUE SIN TOMAR DECISIONES

FM BOLIVIA
Disturbios entre padres de familia y maestros deja al menos tres personas golpeadas
Varios disturbios que se registraron el miércoles entre padres de familia y maestros urbanos, que se movilizaron por las principales calles de La Paz, dejaron al menos tres personas golpeadas después de un enfrentamiento con piedras, palos y petardos en el centro de la cuidad de La Paz, constató una periodista de la ABI.

Dos maestros y un padre de familia sufrieron las consecuencias de los golpes en inmediaciones de la sede sindical de los profesores de La Paz.

Los padres de familia convocaron a una masiva marcha en protesta a la decisión de los maestros que decretaron una huelga indefinida en demanda de un incremento mayor al 5% aprobado por el Gobierno.

Los enfrentamientos se registraron en inmediaciones de la Casa Social del Maestro, donde cientos de padres de familia llegaron con intención de convencer a los profesores levanten sus medidas de presión o de lo contrario se convoque a un referendo para declarar profesión libre al magisterio.

"El Gobierno está enfrentando al pueblo contra el pueblo, a hambrientos contra hambrientos, con su política fascista", consideró el dirigente de los maestros, José Luis Álvarez, en puertas de la sede sindical, que fue resguardada por al menos medio centenar de policías para evitar mayores conflictos.

El profesor Gonzalo Soruco, coincidió en que las "acciones" de los centenares de padres de familia de seis de los siete macrodistritos de La Paz son ordenadas por el Gobierno.

"Por eso el magisterio debe mantenerse más firme que nunca frente a esa provocación masista que es resultado de la impotencia del Gobierno que está obligando a ese enfrentamiento porque está esperando que haya muertos para recién poner solución", indicó.

Por su parte, el presidente de las juntas escolares del macrodistrito sur, Rodrigo Quisberth, manifestó que los padres de familia "están cansados" de las medidas de presión del magisterio porque perjudican a la población estudiantil.

"Cada año nuestros niños y niñas se ven imposibilitados de pasar clases a causa de los caprichos del magisterio urbano", denunció.

Aseguró que con esa movilización se inició la "lucha" de los padres de familia para que el Gobierno convoque a un referendo con el objetivo de declarar profesión libre al magisterio.

"De no solucionarse ese problema tomaremos las unidades educativas con aquellos profesores que tienen vocación de trabajo y profesionales que quieran dictar clases", sostuvo el presidente Nacional de la Junta de Padres de Familia, Franklin Gutiérrez.

Por su parte, el Ministerio de Educación reiteró la invitación a los dirigentes de las federaciones de maestros urbanos del país para resolver las demandas de ese sector en una mesa de diálogo y no con protestas que perjudican a los estudiantes.